“La escuela hizo concesiones”, dice el vicedirector del colegio de Banfield que no cumple la Ley de Identidad de GéneroSociedad 

“La escuela hizo concesiones”, dice el vicedirector del colegio de Banfield que no cumple la Ley de Identidad de Género

Una escuela de Banfiel se niega a llamar por su nombre a un chico trans de 13 años a pesar del reclamo del adolescente, de su familia y de que todos sus compañeros. No solo eso: le prohíben ir al baño de varones. TN.com.ar publicó la historia de Tomas y el testimonio de su hermana, Selene, que junto a los padres reclaman que se respeten sus derechos y que se cumpla la Ley de Identidad de Género, sancionada en 2012.

El vicedirector del Instituto Ricardo Güiraldes de Banfield, Diego Celestino, atendió el llamado de este sitio y definió la posición de la escuela frente al reclamo de la familia de Tomi. “Esto es muy reciente. Calcule que nosotros nos enteramos después del receso de invierno. Habrá un acompañamiento de cada cambio, progresivamente. Según nos indiquen los profesionales tratantes. Haremos lo que nos instruyan ir haciendo”, explicó en una charla telefónica con TN.com.ar.

“Nosotros le explicamos a la familia que por una cuestión legal en los registros figurará el nombre que figure en el DNI y si no hay un cambio, va a seguir siendo así. Además, creemos que hay cuestiones más de fondo que el nombre, que no era prioritario, no banalicemos la situación”, opina. Sin embargo, esto contradice lo que establece la ley 26.743.

Con respecto a que Tomás sea obligado a usar el baño de mujeres solo en horas de clase, y no el baño de varones en el recreo, como sus compañeros, Celestino alegó:”Nosotros tenemos una reglamentación y por eso tenemos los baños divididos. Como no puede usar el baño de varones, le dijimos: ‘Avisale al profesor y que te acompañen al baño durante la clase”

Como elemento positivo, sostuvo que “puede formar en la fila que elija”, en este caso la de varones. “Nosotros cedimos”, asegura el directivo.

“No procedemos por capricho, tenemos argumentos. Queríamos esperar unos meses para llamarlo usar el nombre, independientemente de que en las fojas no vaya a figurar”, continúa.

“Además, cada cosa que hicimos fue con consentimiento de la familia. No tomamos decisiones apresuradas, siempre lo hacemos respetando la ley. No hay una postura de negación, pero contemplamos que todo necesita tiempo”, justifica.

“Somos un colegio, vamos progresivamente, entendemos que hay cosas que no son instantáneas. Se trata de adolescentes. Ella tiene apenas 13 años. Hicimos concesiones“, argumenta.

“Es un derecho, y los derechos no se conceden. Lo que pide le está concedido por ley…que uds no cumplen”, replicó TN.com.ar

“Hubo un llamado de un profesional ( el doctor Carlos Sanz, jefe del servicio del Hospital Elizalde que atiende a Tomás) planteando el argumento que usted sostiene. Lo entendemos, nadie dice lo contrario. Queremos que nos den herramientas, un informe para abordar todo esto”, admite.

“¿Ustedes cumplen con las clases de Educación Sexual Integral?”, quiso saber TN.com.ar. “Si, lo hacemos”, fue la respuesta. Sin embargo, Tomás reclama el cumplimento de la formación de ESI, que según su familia, se da de manera muy restringida, sin abordar cuestiones necesarias como el abuso sexual y la diversidad.

El Instituto Ricardo Güiraldes depende de la Dirección de Educación de Gestión Privada y este año cumple 50 años.

Articulos relacionados

Leave a Comment