Bolsonaro le declaró la guerra al carnavalEconomía 

Bolsonaro le declaró la guerra al carnaval

Jair Bolsonaro no salió ileso de su primer carnaval en la Presidencia de Brasil, el país de, entre otras cosas, esta celebración pagana que es una “institución” popular: criticó por Twitter a Caetano Veloso y Daniela Mercury y publicó una video escatológico para repudiar a las comparsas callejeros, en muchas de las cuales fue insultado por multitudes.

El ex capitán del Ejército cerró el feriado de carnaval el martes por la noche con un video de dos hombres haciendo poses sexuales en una comparsa callejera o “bloco de rua”: uno de ellos pasaba la mano por el ano y otro orinaba en su cabeza.

Hoy se mofó de sus críticos y preguntó en Twitter “qué es una golden shower (lluvia rubia)”, lo cual levantó cuestionamientos incluso de varios de sus aliados de derecha y extrema derecha.

“No me siento cómodo en mostrar esto pero, pero quiero mostrar la verdad, en esto se han convertido muchas comparsas callejeras, saquen sus conclusiones”, escribió Bolsonaro.

Durante el feriado, Bolsonaro se dedicó por Twitter a responder a críticos en las redes sociales, horas después de que su nombre fue víctima de insultos en por lo menos 27 bloques callejeros en Río de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte, Salvador y Recife. 

Con dos meses de gestión, Bolsonaro tiene un apoyo del 39% y es el presidente peor evaluado desde 1994 al inicio de su mandato, detrás de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), según una reciente encuesta de la Confederación Nacional del Transporte.

El diario Folha de Sao Paulo contabilizó cinco posts de Bolsonaro en una hora y dijo que el video XXX publicado le puede acarrerar sanciones por parte la red social Twitter.

Bolsonaro y las acusaciones de usar testaferros de sus hijos para sostenerse por 20 años en la vida política marcaron el tono de muchos desfiles con personas vestidas de naranja. En Brasil se les dice ‘laranja’ a los testaferros.

En el sambódromo de Río de Janeiro hubo gritos y mensajes contra Bolsonaro durante el desfile de las escuelas de samba Mangueira y Paraíso de Tuiutí.

La primera evocó a los “héroes olvidados” de Brasil y puso entre los asesinos de la historia del país a los dictadores que reivindica Bolsonaro y al patrono del Ejército, el Duque de Caxias, sindicado como genocida en la Guerra de la Triple Alianza. 

Tuiutí, por su parte, hizo referencias a la trayectoria de Lula y parte del sambódromo cantó a favor de “Lula libre”, la consigna que pide la excarcelación del ex presidente.

Justamente el fin de semana de carnaval estuvo marcado por la primera salida de Lula en 330 días de cárcel por corrupción, al entierro de su nieto muerto por meningitis.

Bolsonaro también se dedicó el fin de semana de Carnaval a criticar a dos pesos pesados del arte popular, como Daniela Mercury y Caetano Veloso.

Ambos hicieron una marcha de Carnaval este año para criticar la ola conservadora en el país con la llegada del ex capitán de la extrema derecha, célebre por sus dichos homofóbicos y racistas.

Bolsonaro les respondió con un post en el que les prometió que no aplicará más la Ley Rouanet, un sistema de incentivos a la cultura al cual el presidente prometió modificar durante su campaña.

Mercury retrucó a Bolsonaro con los datos económicos que genera el arte en Brasil y el Carnaval en particular y se ofreció a ir personalmente con su esposa al Palacio del Planalto a explicarle la ley al presidente.

El nuevo tono de política bolsonarista se sintió en el carnaval de San Pablo, donde la escuela de samba Gavioes da Fiel fue blanco de críticas del Frente Evangelista Parlamentario del Congreso por haber puesto en una carroza una disputa entre Jesús y el Diablo, como parte de su desfile.

El actor José De Abreu, uno de los más populares del país por participar de las novelas de TV Globo y ser un férreo defensor de Lula, respondió que “golden shower” es una lluvia de oro consecuencia del desvío de dinero mediante empleados ñoquis testaferros, en alusión al escándalo que gira en torno de la familia Bolsonaro.

Articulos relacionados