8M: El paro se hizo sentir en ViedmaPolítica 

8M: El paro se hizo sentir en Viedma

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, muchos organismos estatales adhirieron al paro, y la medida se sintió fuerte en la capital provincial. Además de la marcha multitudinaria realizada en horas de la tarde, hubieron otras convocatorias.

Las actividades se iniciaron el jueves 7, día de la visibilidad lésbica, con un partido de fútbol en Plaza San Martín, pidiendo por la absolución de Eva de Jesus, más conocida como Higui, mujer que estuvo presa y se encuentra procesada por matar a un hombre en defensa propia.

Luego, durante la mañana del viernes, se realizaron intervenciones en diferentes instituciones de la ciudad. Mujeres vestidas de negro, reclamaron por las rionegrinas asesinadas por razones de género y por políticas públicas efectivas para combatir la violencia machista, consignó En Estos Días.

“No estamos todas, falta Silvia”

A los extendidos reclamos de las mujeres en el Día Internacional y Paro, se sumó en la Comarca Viedma-Patagones la exigencia de justicia en relación a la desaparición de Silvia Vázquez Colque.

Por esta razón, la concentración previa a la marcha se realizó en el barrio 30 de marzo, a unos pocos metros de la vivienda particular de la joven, para luego pasar por la esquina de Winter y Alvaro Barros, donde las Mujeres Organizadas de Viedma y Patagones pintaron un mural en su memoria.

Luego, la movilización llegó hasta Plaza San Martín, donde se realizó el acto central.

En el camino se sumaron las reivindicaciones por igualdad de oportunidades, por la ley de aborto no punible, por las víctimas de femicidio -que este año suman por lo menos 48 en todo el país y una en la provincia de Río Negro-, por Educación Sexual Integral en todas las escuelas, entre otras.

“Hoy las mujeres paramos y marchamos, reconociéndonos compañeras, reclamando por nuestras vidas. En Viedma, las mujeres decimos que no estamos todas. Y alzamos la voz por cada una de las mujeres víctimas de feminicidio, por las niñas desamparadas en las instituciones estatales y abusadas por los viejos, por las trabajadoras sexuales acorraladas y violentadas por la policía, por las víctimas de trata, por cada una de las mujeres que recurre al Consejo Provincial de la Mujer ante situaciones de extrema vulnerabilidad y en lugar de ayuda recibe destrato y negligencia”, se leyó durante el acto central.

Con esas palabras, se le dio lugar al relato de Ángeles, una amiga de Silvia, quien contó las situaciones de violencia extrema que sufría en manos de su marido, previo a su desaparición.

Articulos relacionados