Independiente gana o se despide del Federal APolítica 

Independiente gana o se despide del Federal A

El Rojo debe ganarle a Madryn en La Chacra o descenderá al Regional Amateur (Foto: Archivo)

La situación de Independiente de Neuquén en esta edición del Federal A fue complicada desde el comienzo. La pésima primera fase lo dejó con poco margen de error, pero ahora llegó al punto límite.

Desde las 17 horas en La Chacra, el Rojo enfrentará al Deportivo Madryn, líder de la Reválida, y está obligado a ganar para no perder la categoría.

A ocho puntos de Douglas Haig en la general, el primero que se está salvando y con nueve por jugar, los dirigidos por Luis Murúa deberán salir victoriosos en las tres fechas que tienen por delante. Además de vencer a Madryn, luego tendría que derrotar a Ferro en General Pico y al Deportivo Roca de local.

El triunfo del Naranja ante Cipolletti en el clásico fue otra mala noticia para los neuquinos ya que son un rival directo. Incluso si Independiente le ganara a los chubutenses y luego a Ferro, descendería con una victoria del Depo en el Coliseo del Golfo.

Más allá de las cuentas y las posibilidades, el Rojo no puede pensar en otra cosa que no sea quedarse con el duelo de hoy. Para un equipo que ganó sólo 2 de los 21 encuentros disputados en el torneo, su principal batalla es contra sí mismo.

El plantel no entrenó fútbol en la semana por lo que la formación para hoy es una incógnita. La defensa de cinco jugadores le dio buenos resultados contra Roca en el Maiolino pero la goleada contra el Albinegro en la última fecha podría alterar los planes.

El primer tiempo en La Visera pudo aguantarlo bien pero al adelantarse unos metros en el complemento sufrió cada ataque rival y terminó sufriendo cuatro goles.

Madryn está ante la chance de sacarle cuatro puntos de ventaja a Cipo de cara a la clasificación a la siguiente fase por lo que también buscará una victoria.

Esta tarde en su cancha, Independiente jugará una cita con su historia. Luego de seis años en el Federal A, el Rojo podría perder su plaza en la tercera categoría del fútbol argentino y, en su defecto, tener que afrontar el Torneo Regional Amateur en 2020.

Después de haberse salvado con lo justo varias veces, en esta edición se complicó como nunca. Mientras haya chances matemáticas, el equipo dará batalla. Hoy lo único que sirve es ganar.


Articulos relacionados