Viedma: Joven estudiante sufrió un feroz ataque tras salir de la universidadPolítica 

Viedma: Joven estudiante sufrió un feroz ataque tras salir de la universidad

Lucila Casiano es una joven estudiante universitaria de Viedma. Este miércoles salió a las 17 horas de la sede de la Sociedad Rural de Viedma (donde se dictan algunos cursos de la UNRN), por calle Don Bosco, se le acercaron tres personas -entre ellos una menor de edad- y la golpearon ferozmente para robarle sus pertenencias.

Sin esperanzas de que se actué sobre los delincuentes, aunque están identificados, lo único que pide es recuperar su documento de identidad. La víctima, recuperándose del ataque, relató el hecho en FM De la Costa.

En el programa Con la gente, la estudiante contó que luego de finalizar su cursada del día, en la sede que la Casa de Estudios tiene en la calle Don Bosco, se acercó a devolver unas fotocopias a la casa de una amiga, al barrio Guido.

Al percatarse que su amiga no se encontraba en la casa, decidió esperarla cerca de una biblioteca y a pocos metros de la comisaría. Según contó, en un momento donde transitaba mucha gente, especialmente niños que salían de la escuela.

La jovencita, de 19 años, relató que en ese momento vio a tres chicos en la parada del colectivo y se dio cuenta que la observaban pero confío en que la zona estaba concurrida.

“Cuando no pasó nadie más se acercaron, pasaron por el frente, me miraron. Después una chica me preguntó la hora, una menor que luego la identifiqué por la gente que me vio. Después vi que otra vez que pasaron enfrente los tres y yo miré para otro lado. Enseguida sentí algo que me tiró al piso y era la chica que me tironeaba de la mochila. Me tiraron al piso, no podía sacarme la mochila, me arrastró, vino uno de los chicos y la ayudó”, precisó Lucila.

Angustiada aún por lo que vivió, contó que “les pedí por favor que no me roben pero siguieron, no pararon hasta sacarme la mochila”.

“Es la primera vez que me pasa, quedé muy golpeada”, lamentó.

Posteriormente, la víctima formalizó la denuncia junto a su amiga, en la comisaría del barrio Guido, le tomaron los datos y, según expresó, no le dieron respuestas, “salvo que los conocen y saben dónde viven. Además que a la menor no le pueden hacer nada”.

Ya sin expectativas de que la justicia actúe sobre los autores del violento robo que sufrió, Lucila pide con resignación: “aunque sea quiero recuperar mi documento”, que estaba dentro de la mochila, junto con su celular, una billetera y fotocopias de la universidad que, obviamente, fue lo único que encontraron después del robo.

Estimados Lectores: la intención es que éste sea un espacio para la opinión, el debate, y la libre expresión. NOTICIAS RÍO NEGRO no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Los comentarios agraviantes pueden quedar ocultos. Aprendamos a comentar con educación. Muchas gracias.

Articulos relacionados