Derrumbe en San Cristóbal: había irregularidades en la obra en construcciónSociedad 

Derrumbe en San Cristóbal: había irregularidades en la obra en construcción

La Agencia Gubernamental de Control había paralizado los trabajos hasta el 3 de abril y ordenó reparaciones. La UOCRA había denunciado hace dos meses fallas en la seguridad de los empleados.

Tras el derrumbe de un edificio ubicado en el barrio porteño de San Cristóbal, desde la Agencia Gubernamental de Control aclararon que le habían pedido al jefe de la obra lindera ciertas reparaciones a tener en cuenta. El director de este organismo, Ricardo Pedace, sostuvo que desde esta notificación habían ordenado paralizar la construcción y que recién podían seguir trabajando a partir del 3 de abril, después de una nueva inspección. Según los primeros reportes de la policía, el desmoronamiento de esta tarde ocurrió mientras un grupo de operarios realizaba tareas de excavación en el lugar, en Avenida Pavón al 3000, algo que ahora quedará bajo investigación.

En diálogo con TN, Pedace informó que el último control había sido el 25 de marzo y que para continuar con las tareas debían “subsanar diferentes irregularidades”. A su vez, adelantó que investigarán el hecho para constatar quiénes fueron los responsables.

La UOCRA había denunciado hace dos meses que los empleados de la obra no tenían los elementos de seguridad necesarios.

Un mes antes de esta llamada de atención del Gobierno de la Ciudad, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) había denunciado que los empleados de esa obra no contaban con los elementos requeridos de seguridad.

En un escrito del 4 de febrero al que accedió TN.com.ar, el sindicato señaló que en una inspección habían registrado el faltante de ropa de trabajo adecuada para los operarios; cascos de seguridad; protecciones oculares: protecciones auditivas; calzado acorde a las tareas; señalización y protección de zanjas; y escaleras.

Las fuentes policiales confirmaron a este medio que a raíz del derrumbe, un hombre de 32 años murió tras quedar atrapado entre los escombros. A su vez, al menos ocho personas resultaron heridas.

Tras el exhaustivo rescate, los bomberos detallaron que la víctima estaba durmiendo en su casa, en el segundo piso del edificio colapsado. Mientras que los empleados del supermercado, que funcionaba en la planta baja, lograron huir por sus propios medios.

Articulos relacionados