Recuerden: Zachary y DavidEspectáculos 

Recuerden: Zachary y David

Vayan anotando estos nombres: Zachary Levi y David Harbour.

Mucho se habla del magnetismo de las estrellas a la hora de que el público decida, o no, despegarse del sillón de la casa, y vaya a ver una película.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

No estamos viviendo las épocas del cine oro de Hollywood, cuando se decía “vamos a ver la nueva de”. Ahora, los jóvenes quieren ver la nueva, sí, pero de Avengers o alguna otra saga.

El jueves que pasó, y el venidero, se suman a la cartelera dos títulos protagonizados por actores que, hasta el momento, no tienen o gozan de la popularidad que en realidad se merecen. Esto dicho luego de ver sus trabajos en las películas de las que hablaremos, y también a sabiendas de que los dos han tenido, hasta ahora, sus mayores éxitos en la televisión (o el streaming).

Irreconocible: David Harbour es Hellboy en la nueva película que estrena el jueves 11. FOTO: DIGICINE

Zachary Levi protagoniza ¡Shazam!, la estupenda comedia de acción que estrenó el jueves, y que ese día encabezó la taquilla argentina, con sus 14.686 espectadores. Levi es el superhéroe de cabello engominado, con capa y todo en el que se convierte Billy, el adolescente, cuando pronuncia “¡Shazam!”. Comediante nato, su rostro no es para nada familiar aquí en la Argentina, pero seguramente (no) nos cansaremos de verlo en nuevas secuelas del personaje, y en las películas que éste interactúe con otros de la Liga de la Justicia si cabe. Si cabe y si recauda lo suficiente para sumarlo a nuevas películas de DC Comics.

Ya está en el DC Extended Universe, y Levi se pronunció a favor de aparecer en una secuela, precisamente, de Liga de la Justicia. Aunque todo eso, en el mundo de DC, parece por ahora un tanto incierto.

Levi era la voz en inglés de Flynn Rider en Enredados. Y actuó en la serie Chuck, donde interpretó al personaje del título, un geek de computación que descarga sin querer secretos del gobierno en su cerebro, y ve cómo tanto la CIA como la NSA lo “protegen” y desean explotar ese conocimiento.

David Harbour, tras cobrar lo mismo en las dos primera temporadas de “Stranger Things” (poco respetables 80.000 dólares), para la nueva casi cuatriplicará el salario (350.000 dólares), cobrando lo mismo que la protagonista Millie Bobby Brown.

Tiene 38 años, nació en Louisiana y no tiene otra película en carpeta para cine.

Caramba.

Algo distinto, en ese sentido, es lo que le sucede a David Harbour. Este neoyorquino, que el miércoles cumplirá 44 años, ya tiene una trayectoria en teatro, televisión y cine, y es quien se pone los cuernos -o se los lima, es una manera de decir- en la nueva Hellboy, que estrena el jueves 11.

Pero Harbour ya es idolatrado por los adolescentes que siguen Stranger Things, por Netflix. Allí es el jefe Jim Hopper, quien investiga la desaparición de un niño, y luego, los extraños fenómenos que suceden a su alrededor.

La serie protagonizada por Millie Bobby Brown, cuya tercera temporada comienza el 4 de julio, le dio un reconocimiento que bien se merecía de antes.

Al menos, tras cobrar lo mismo en las dos primera temporadas de Stranger Things (poco respetables 80.000 dólares), para la nueva casi cuatriplicará el salario (350.000 dólares), cobrando lo mismo que la protagonista Millie Bobby Brown.

Fue el agente de la CIA en Quantum of Solace, la segunda de Bond que protagonizó hace once años Daniel Craig; fue Shep Campbell en Sólo un sueño (Revolutionary Road), de Sam Mendes, que marcó la reunión de las estrellas de Titanic, Leo DiCaprio y Kate Winslet; participó del elenco de En la mira, con Jake Gyllenhaall, y fue Dexter Tolliver en Escuadrón Suicida.

Ya en teatro había sido candidato a un premio Tony en 2005 como mejor actor en la reposición de ¿Quién le teme a Virginia Woolf?, de Edward Albee.

¿Deja alguna enseñanza este salto de la actuación para televisión o serie en streaming, a producciones o superproducciones, mejor dicho, para la pantalla grande (que luego se verán por streaming y TV por cable, pero eso es otro asunto)?

Queremos creer que sí. Que de ahora en más Levi y Harbour dejarán de ser rostros más o menos reconocibles, pero que pocos podían acertarles y/o adosarles un nombre, y si no llegarán a ser como Susana, Mirtha o Marcelo, tal vez sí sean un Leo, un Brad. En ese sentido, Zachary (como le pasa a Rami Malek, de Bohemian Rhapsody), claro, la tendrá más fácil que David.

Articulos relacionados