Crítica de “Para partir”: la misma voz, distintas cabezasEspectáculos 

Crítica de “Para partir”: la misma voz, distintas cabezas

Las familias son como rompecabezas que se van armando a lo largo del tiempo. Pero ¿qué pasa cuándo una de esas piezas falta? En la obra de Ignacio Sánchez Mestre, Para partir, recién estrenada en el Sarmiento, las piezas se tienen que reacomodar a la fuerza ante la ausencia repentina del padre.

Una ex mujer, dos hijas, una hermana, otro hijo que aparece sorpresivamente y una vecina de comportamiento extraño son los afectos de un hombre, Roberto, que se ven obligados a (re)conocerse en circunstancias trágicas.

Una ex mujer, dos hijas, una hermana, otro hijo, una vecina. Interesantes personajes en “Para partir”.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Pero en la trama del autor y director, la tragedia puede adquirir ribetes absurdos que llevan al humor. Después de todo, qué es la vida sino esa convivencia de dramas y alegrías que se van sucediendo como en un loop una y otra vez.

En la despedida de Roberto, los recuerdos aparecen en forma de reclamo, las anécdotas se ven agigantadas por los efectos del whisky y el presente no es más que un instante nebuloso del que casi todos quieren huir.

Hay una canción, la misma que da título a la obra, que parece unir a todos. La melodía es una caricia que ayuda a sobrellevar el momento y permite un asomo de esperanza.

“Para partir”, en el Sarmiento.

Sánchez Mestre apela a un recurso entre onírico y fantástico para juntar el pasado y el presente: las voces de los protagonistas. Superpuestas en los distintos personajes, esas voces van ligando la relación de pareja, la infancia de los hijos, las disputas entre las cuñadas y varios hechos incomprensibles de distintos momentos de la vida de Roberto con sus familiares. Y salen a la luz varios trapitos sucios. El resultado es desconcertantemente gracioso.

El elenco sostiene con mucha soltura este recurso en cada uno de los personajes, muy distintos entre sí. Brillantes Mara Bestelli y Mónica Raiola, junto a Luciano Suardi, Paula Grinszpan, Mariel Fernández, Andrés Pruss y Sofía Saborido, con una puesta en escena impecable.

Critica: 

Muy buena.

De: Ignacio Sánchez Mestre. Con: Luciano Suardi, Mara Bestelli, Mónica Raiola y elenco. En: Teatro Sarmiento: Av. Sarmiento 2715. De jueves a domingo. Desde $105.

Articulos relacionados