El regreso de La banda de la risa, en busca del actor nacionalEspectáculos 

El regreso de La banda de la risa, en busca del actor nacional

En pleno ensayo. Así se encuentran ellos. Alborotados, entusiasmados, divertidos. Son seis, ahora sentados alrededor de una mesa y hablando todos al mismo tiempo. Entre vistosos trajes, instrumentos musicales varios y objetos de utilería, La banda de la risa prepara su próximo espectáculo. Revolotean alrededor Amparo y Nazareno, los pequeños hijos de Claudio Gallardou y Soledad Argañaraz, miembro fundador de la compañía y última adquisición del grupo, respectivamente.

Son seis, pero no buscan un autor: ya lo tienen. En versión (y dirección) de Gallardou, harán una obra que libremente fusiona el Fausto de Goethe con el Fausto Criollo de Estanislao del Campo y la ópera Faust de Charles Gounod. A partir del 18 de mayo, en el teatro Picadero, esta banda de actores surgida en los ’80, bajo el lema “Volver a empezar” repondrá El Dr. Fausto (tragikamedia).

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Al comienzo fueron tres. La banda de la risa nació de la mano de Gallardou, Tony Lestingi y Maximiliano Paz, cuando apenas comenzaba la década del 80. Con el devenir del tiempo, algunos se sumaron, otros se fueron y algunos fueron y vinieron. Marcos “Bicho” Gómez, Gabriel Rovito, Claudio Da Passano, Cristina Fridman, Soledad Argañaraz y Gallardou son los integrantes de la compañía que subirán a escena con El Dr. Fausto. Todos ellos pertenecen a familias de artistas. Y cada uno ha transitado otros caminos, al margen de ser parte de “la banda”. Sólo por dar un par de ejemplos, Gallardou fue subdirector del teatro Cervantes. Y el Bicho Gómez hizo famoso en la TV al payaso Malaonda.

“Prácticamente podemos decir que siempre tuvimos continuidad, con algunos parates… Aunque lo último que habíamos hecho como grupo fue Un hombre es un hombre, hace diez años y luego la reposición de Arlequino, en el 2010. Por eso ahora decimos que es un volver a empezar”, explica Gallardou.

Diversión y contenido. En La banda de la risa. Foto: Rubén Digilio

Pronto estrenarán una nueva versión de Fausto, en la que cuatro payasos se ven obligados a llevar adelante la tarea de representarlo. Y con los pocos elementos de vestuario y escenografía que encuentran guardados en algún viejo baúl, arman las escenas. Es así que apelan al teatro dentro del teatro; tanto, que es en el marco del propio espectáculo que se discute quién hará el rol de Margarita, el amor de Fausto. Se trata de una “tragikamedia”. “Es una tragicomedia o comedia trágica… Y hace referencia a la media del payaso”, dice Gallardou. “Y la ‘k’ es un guiño, un sentido afectivo”, agregan.

Mirá también

La banda de la risa empezó haciendo teatro callejero, en las plazas. “Hacíamos rutinas circenses, que tienen una ingenuidad indestructible”, recuerda Da Passano. Así comenzaron la búsqueda de una identidad, que se inspiró en el deseo de ser “payasos del Río de la Plata”, define Gallardou. Introdujeron la novedad de “ponernos las narices para hacer textos clásicos”, resume el Bicho. “El Fausto lo estrenamos en el ’89 en el Cervantes, así que se cumplen 30 años de la primera vez que lo hicimos”, recuerda Rovito. Pero en aquella oportunidad se llamó El Fausto o rajemos que viene Mefisto. “Además de ser nuestra primera experiencia verdaderamente teatral, la hicimos en un montón de lados: en Escocia, en Venezuela, en Canadá, en el Chaco… La hicimos para el príncipe Felipe en Edimburgo”, repasa el Bicho. Siempre, en distintas versiones.

Desde que se subieron al escenario del Cervantes con Fausto, no pararon de convocar público en distintas salas, con Martín Fierro, La comedia es finita, El Pelele, entre otros recordados títulos. Y no dejaron, tampoco, de cosechar anécdotas.

Mirá también

-¿Cuál es la identidad de La banda de la risa?

Rovito: Somos actores en busca del actor nacional. Tenemos una visión propia de la dramaturgia clásica que se ve atravesada por la realidad argentina.

Gallardou: El actor nacional en el marco del circo, del teatro gauchesco, la commedia dell’ arte. Pero siempre trayendo los géneros al Río de la Plata.

Bicho Gómez: Y más allá de que cada uno hizo hizo su carrera por caminos diferentes, nunca encontramos un lugar como en La banda. Este es el lugar en el que queremos estar, donde podemos decir lo que queremos, acá tenemos voz propia.

Fridman: Hay un enorme afecto entre nosotros, después de tantos años. Además, nos conocemos arriba al escenario y eso ayuda a la dinámica.

Argañaraz: Y yo siento una responsabilidad muy grande, porque después de haberlos visto tantas veces, ahora me toca ser parte del elenco.

-El Dr. Fausto, ¿a qué público está dirigido?

Gallardou: A toda la familia. Ninguno de nuestros espectáculos estuvo dirigido al público infantil, sino a un público que quiera divertirse. Lo que tiene de infantil este espectáculo es que nos ponemos narices rojas. Nosotros jugamos desde el clown, con la poética del payasito del Río de la Plata. Pero Dr. Fausto habla del hombre que le vende el alma al diablo, para tener poder. Y hay casos de esos en la realidad…

Dónde y cuándo

El Dr. Fausto se presentará los sábados a las 15 y los domingos a las 14, en el teatro Picadero (Pasaje Enrique Santos Discepolo 1857).

Articulos relacionados