Exequiel Zeballos, ese pibe que ilusiona a Boca y al fútbol argentino, tuvo su esperado debutDeportes 

Exequiel Zeballos, ese pibe que ilusiona a Boca y al fútbol argentino, tuvo su esperado debut

La emotiva victoria ante Newell’s en la Bombonera, atravesada por el homenaje para Diego Maradona, también dejó en Boca un hecho que desde hace tiempo se esperaba: el debut del juvenil Exequiel Zeballos, una de las joyitas de las Inferiores.

Con apenas 18 años, el Changuito ingresó por Sebastián Villa a los 27 minutos del segundo tiempo y se transformó, además, en el primer pibe que tuvo su estreno en el ciclo de Miguel Ángel Russo en el club. Lo mismo que decir que fue el primero de los chicos del club en debutar en la Era Juan Román Riquelme como vicepresidente y cargo del fútbol de Boca.

Uno de los preferidos de Pablo Aimar en las Juveniles de AFA y observado de cerca por Román en todo este 2020, el chico categoría 2002 pisó la Bombonera de manera oficial por primera vez en un partido atípico. E incluso se movió por un sector al que no está acostumbrado: jugó por la derecha, cuando siempre lo hace por la izquierda. Igual se las ingenió para tener hasta una chance clara de gol, con un zurdazo que pedía ángulo y que sacó el arquero de Newell’s.

“Estoy muy feliz de cumplir mi sueño desde que llegue desde mi ciudad, a seguir luchando que esto recién empieza. VAMOS BOCA!!”, escribió el santiagueño en sus redes sociales después de un estreno marcado a fuego por el contexto. Algo que quedó claro por ejemplo en que su primera camiseta, la del debut, no tuvo su apellido. Como sus compañeros, el dorsal de su casaca 30 llevó el apellido Maradona.

Su aparición se demoró un par de partidos más de lo imaginado. Porque ya en los amistosos de preparación para el reinicio de la competencia después de la pandemia había despertado el interés de Miguel Ángel Russo, quien después eligió no darles pista ni a él ni a varios de los juveniles que hace tiempo están yendo al banco de suplentes (Aaron Molinas, Enzo Roldán, Cristian Medina y Giampaoli, entre otros). “Son chicos que van creciendo, tienen la oportunidad de jugar con nosotros, pero tienen un largo camino por recorrer”, marcó el DT luego del triunfo con Newell’s.

El contexto de pandemia conspiró contra el primer año de trabajo de las divisiones juveniles con la nueva conducción. Porque apenas hubo un puñado de partidos de Inferiores y de Reserva. Luego todo se cortó y la competencia retornará recién para 2021. Por eso fue clave el análisis de Hugo Ibarra (ya estaba en el club) y de Sebastián Battaglia (DT de la Reserva) para nutrir al plantel de Primera cuando hubo que ampliar la lista para la Copa. Allí estuvo Zeballos como el primero de los apuntados, con goles en los partidos de preparación e incluso participando con el primer equipo.

Zeballos debutó con el dorsal 30. (Marcelo Endelli/Pool Photo via AP).

“Vamos a necesitar de nuestras Inferiores. Pero no es fácil aparecer y jugar en este club, ellos deben imponerse, competir por un lugar y forzar a que el entrenador les dé su sitio. Es un proceso a largo plazo el que tenemos”, detalló ante Clarín Jorge Bermúdez, uno de los miembros del Consejo de Fútbol que en 2020 se encargaron de firmar los primeros contratos de media docena de juveniles para potenciarlos de cara a 2021. Zeballos, por lo pronto, ya quedará marcado como el primero en el nuevo ciclo en haber pisado la Bombonera para el debut. El camino recién empieza.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados