crisis:-de-que-hablaron-40-empresarios-argentinos-reunidos-en-el-llao-llaoEconomía 

Crisis: de qué hablaron 40 empresarios argentinos reunidos en el Llao Llao

“Más que llamarse GAM (Generación para una Argentina Mejor) deberían llamarse GUAM (Generación para una Uruguay y una Argentina Mejor)”, bromeó uno de los presentes en el hermético encuentro entre 40 jóvenes empresarios en el hotel Llao Llao de Bariloche. El chiste sobre el grupo que conforman los hijos de los dueños de las empresas más poderosas del país transparentó el clima bipolar: el entusiasmo natural de jóvenes emprendedores y una decepción con el presente que los hace pensar en cruzar el charco.

GAM, Endeavor Argentina e IRSA, la firma de Eduardo Elsztain, se entremezclaron para impulsar Foro Llao Llao, el fronting que organizó el evento que comenzó ayer en Bariloche con una cena de apertura y “drinks en el Winter Garden” del hotel de lujo. Entre los empresarios senior estuvieron Cristiano Rattazzi (FCA), Elsztain (IRSA) y Carolina Castro (UIA), pese a que por este evento suelen pasar todos los años Carlos Miguens (Grupo Miguens), Federico Braun (La Anónima) o Enrique Cristofani (Santander). Algunos prefirieron no ir este año por recomendación de sus médicos debido a la pandemia de coronavirus (aunque la organización tomó todos los recaudos sanitarios); otros porque ya cruzaron a Uruguay.

La política hizo también su aparición. El Foro abrió con la titular de PRO, Patricia Bullrich; siguió con el ministro del Interior, Wado de Pedro; y se esperaba confirmación final para cerrar con Alberto Fernández. Los paneles fueron estelares: Julia Pomares (Cippec) y Andres Malamud (politólogo); Rafael Rofman (Cippec) y Eduardo Levy Yeyati (economista); Emmanuel Álvarez Agis y Hernán Lacunza, exministro de Economía; el periodista Ivan Schagrodsky, y la presentación de casos inspiradores, entre los cuales se citó el de Mateo Salvatto, entre otros.

“Lo de Wado estuvo muy bien”, dijo un empresario sobre el referente de La Cámpora, pero aclaró que no habló -tampoco le preguntaron- sobre el cronograma de las PASO y las elecciones. “Habló de hacer; de fabricar juntos. Estuvo muy abierto. El problema es que son todas buenas intenciones si no se arregla la macroeconomía y con una inflación mensual del 4%”, contó uno de los presentes en el Llao Llao. “Los chicos tienen esperanzas. Pero sí, son varios los que piensan en irse del país”, contó.

“Hay esperanza. Ganas de que se logren acuerdos”, recalcó otro de los que caminaron los pasillos del hotel, y que también subrayó la presentación de De Pedro, pero que celebró, sobre todo, a Pomares y Malamud. El politólogo disertó vía Zoom desde Portugal. “La democracia depende más del contexto que de las acciones, y el contexto latinoamericano era complicado antes de la pandemia y será peor después. ¿En qué aspectos? Tres: desigualdad, informalidad y criminalidad, que alimentan la inestabilidad. En ese contexto desfavorable, el cono sur, la Argentina, Chile y Uruguay, es un remanso y hay que cuidarlo”, explicó Malamud.

Agregó que “es sustancialmente falso que de la crisis se va a salir con más Estado”, ya que estos se achicarán como consecuencia de las destrucción del mercado formal y el crecimiento de la informalidad como contraparte. “La democracia está más amenazada por esos males sociales que por actores políticos”, cerró.

Patricia Bullrich abrió el encuentro empresario LN+

Sin embargo, la apertura estuvo a cargo de Bullrich, que hizo una autocrítica de la gestión de Juntos por el Cambio, sobre todo en la economía y la política social. Particularmente, se cuestionó el gradualismo y haber esperado todo lo necesario hasta 2019. La titular del PRO dijo que hay que “acentuar” la decisión por el cambio y la firmeza para gobernar. “Somos Cambiemos no Sigamos”, estimó. Señaló que las apuestas hacia adelante son “modernizar inclusivamente” la Argentina con mayor desregulación y desburocratización; convertir la política social en una política del trabajo; profundizar cambios en el mundo laboral e impositivo; e impulsar “una revolución educativa”, en la que entre la “evaluación docente”.

“No importa tanto si son 10 o 20 años (de plazo). Si la Argentina no puede refinanciar, los dos esquemas son inviables”, dijo Álvarez Agis, exviceministro de Axel Kicillof, sobre la negociación que se lleva a cabo con el FMI. El director de PxQ se presentó vía Zoom. El economista espera el resultado de un hisopado por un contacto estrecho. Con una presentación “What Kind of Economic Consensus is Possible? (”¿Qué tipo de consenso económico es posible?”, en español) pidió salir del cepo de a poco. No matar al que quiere tener pesos. “¿Reforma laboral?”, se preguntó. “Sector por sector”, dijo. Reclamó una política fiscal contracíclica y solo refinanciar deuda. Abrir la economía sectorialmente. Todo de a poco. “Agis y Lacunza se combinaron bien para mostrar que sin macro sustentable no hay proyecto posible”, afirmó un empresario que prefirió mantener el anonimato.

“Gastamos tres veces mas en nuestros adultos mayores que en nuestros chicos, cuando la ley de vida es que los padres se sacrifiquen por sus hijos. La educación, la inclusión laboral, la repriorización del gasto tiene que reparar ese sesgo”, fue, en tanto, el foco de Levi Yeyati, que disertó sobre el sistema previsional.

Como en la Argentina de hoy, en pandemia y crisis creciente, el Foro Llao Llao nació en la emergencia. Fue en 2011, con la erupción del volcán Puyehue. Entonces, para sostener al hotel, Elsztain hizo un aporte de capital y se quedó con “noches libres”, que repartió entre los hijos de los empresarios más importantes de la Argentina, que formaron, a su vez, GAM. Fueron todos juntos. Al tercer año nació el Foro con el objetivo de afinar el diálogo, hecho que hoy consideran clave para ver si apuestan al país o cruzan el charco.

Más información

Articulos relacionados