rebote:-la-industria-crecio-1,6%-en-febrero-y-la-construccion-avanzo-22,7%Economía 

Rebote: la industria creció 1,6% en febrero y la construcción avanzó 22,7%

Los dos sectores que aparecen como la gran apuesta del Gobierno en este año electoral tuvieron en febrero un leve freno, al cortarse la inercia de crecimiento que habían mostrado hasta enero: la industria exhibió una caída de 1,6%, respecto del mes anterior, mientras que la construcción mostró una baja de 3,9%.

Si bien ambos sectores siguen mostrando un número interanual positivo (la industria creció 1,6% y la construcción subió 22,7%), rompe la tendencia ascendente que arrastraba desde fines de 2020 el número en rojo que se observa en la comparación mensual (desestacionalizada).

En efecto, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos esta tarde, en el segundo mes del año, el Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI) subió en febrero de este año 1,6%, respecto de igual mes del año pasado, mientras que en el acumulado del año presenta un incremento de 2,9%. Por su parte, el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación negativa de 1,6% respecto al mes anterior.

En tanto, el indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) muestra una suba de 22,7% respecto a igual mes de 2020. El acumulado del primer bimestre de 2021 del índice serie original presenta una suba de 23% respecto a igual período de 2020. Asimismo, el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación negativa de 3,9% respecto al mes anterior.

La industria volvió a crecer en febrero de este añoArchivo

Camilo Tiscornia, director de la C&T Consultores, dice que los dos datos dan una imagen parecida. “En ambos casos, en febrero se pierde lo que se había ganado en enero. Entonces es como que la actividad retrocedió a los niveles de diciembre. Ahora, siempre los datos de este bimestre hay que tomarlos con cuidado, porque son los meses de las vacaciones y los meses en los que hay paradas de planta en muchas industrias”, comenta el especialista.

Entonces, según Tiscornia, lo más preciso es tomar el bimestre en su conjunto. “Si se hace eso, se ve que la actividad económica en estos dos sectores se frenó un poco en este arranque de año, que no es ni más ni menos que lo que se esperaba. Marzo probablemente arroje mejores datos. De hecho, en la parte automotriz hay un aumento muy fuerte de la producción. Pero, por lo que vemos ya en principio de abril, la restricción por pandemia va a volver a pegar”, analiza el economista.

Para Gabriel Caamaño, economista de la consultora Ledesma, en el IPI se ve lo que se esperaba, porque muchas industrias, ante un escenario en febrero donde no estaba clara la disponibilidad de insumos importados, decidieron hacer parada de plantas, lo que tuvo un impacto en la producción. “En marzo, muchas de esas paradas cesaron y se recuperó parte de la caída, pero resta saber cómo va a seguir la película”, agrega.

En lo que hace a la construcción, Caamaño opina que la caída mensual se dio por la suba del precio de los materiales y la baja de la brecha (por intervención estatal), porque la construcción privada se encareció para los que habían quedado parados en dólares. “Eso le sacó impulso a toda esa parte de obra privada de refacciones y ampliaciones, que había sido un fuerte motor en la segunda mitad del año pasado”, explica el economista.

Por su parte, Santiago Manoukian, economista sectorial de Ecolatina, dice que el dato de industria no lo sorprende, porque, en algunos sectores importantes, como automotor, siderurgia y químicos y plásticos, hubo parada de plantas por vacaciones y por adecuación de línea de producción. “Esto ya lo anticipábamos viendo el consumo energético que mostraba una retracción en febrero”, señala.

Pero aún así, continúa Manoukian, en el primer trimestre se está casi 5% arriba de los niveles prepandemia y lo que se espera es que se vuelva a un crecimiento en marzo. “La consolidación de esa recuperación de ahora en más va a depender de múltiples factores, como un fluido acceso a las divisas para poder importar insumos, el ritmo de la vacunación y el comportamiento de Brasil), indica el economista.

En lo que hace a la construcción, Manoukian observa que este sector se vio afectado porque la brecha cambiaria que moderó su gravitación sobre los comportamientos de stockeo que se vieron muy fuertemente en los últimos meses del año pasado. “Cuando uno compara el costo en dólares de febrero respecto de octubre se ve que creció 45%. Si bien aun está barato construir en dólares, su atractivo disminuyó mucho”, concluye el especialista.

Además, hay otras dificultades propias de la cuarentena que quitan dinamismo a la actividad, como la demora en aprobación de permisos de obra por cuestiones administrativa y problemas para el acceso a algunos insumos. Un punto adicional es que la recuperación de la construcción fue muy fuerte (en ladrillos se estaba 50% arriba de los niveles prepandemia, por ejemplo), con lo que puede haber algunos signos de fatiga y ya no se pueda seguir a la misma velocidad.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, eligió poner el foco sobre los datos positivos informados por el Indec. En ese sentido, publicó en Twitter: “Recién el Indec dio a conocer datos de la actividad de la construcción y la producción industrial de febrero, que muestran una mejora interanual del 22,7% y 1,6%, respectivamente”.

Respecto de la industria enfatizó que cerró el primer bimestre del año creciendo 2,9% respecto al primer bimestre de 2020 y 2,4% por encima del primer bimestre de 2019. El dato es mejor al que estimamos preliminarmente (2% y 1,5% respectivamente).

De todos modos, Kulfas también se refirió al freno en la industria, si se toma la medición mensual desestacionalizada. “Ahora bien, el dato de febrero fue algo peor al de enero (con una caída del 1,6% intermensual). Ese dato era previsible y ya lo veníamos señalando. No se trata de un freno en la recuperación, sino que las paradas de planta por vacaciones este año se dieron más en febrero que en enero, a diferencia de 2020 (cuando fue más en enero)”, indicó en su cuenta de Twitter.

Según señalaron en el Ministerio de Economía de la Nación, si se analiza el IPI por sector, se puede ver que crecieron de forma interanual ocho rubros, sobre 16 relevados. “Se destacan las subas de Otros equipos, aparatos e instrumentos (18,5% interanual), Metálicas básicas (16,4% interanual), Maquinaria y Equipo (15,4% interanual) y Minerales no metálicos (14,4% interanual)”, se detalla.

Asimismo, las mayores caídas se dieron en Otro equipo de transporte (-23,2% interanual) y Refinación de petróleo (-10,4% interanual), seguidos por caídas de un dígito en los sectores de Prendas de vestir (-6,7% interanual), Vehículos automotores (-6,4% interanual) y Químicos (-3,6% interanual).

En lo que respecta a la construcción, en el mes crecieron en términos interanuales los despachos de 11 de los 13 insumos relevados. Lideraron el crecimiento los despachos de Asfalto (67,1% interanual), Artículos sanitarios de cerámica (60,1% interanual) y Hierro redondo y aceros para la construcción (56,4% interanual). En tanto, solamente cayeron los despachos de Yeso (-0,2% interanual) y Resto (-9,6% interanual; comprende tubos sin costura, vidrio y grifería).

Más información

Articulos relacionados