girasol:-el-cultivo-con-mayor-precio-unitarioEconomía 

Girasol: el cultivo con mayor precio unitario

En plena cosecha, el girasol vale 40.000 pesos por tonelada. En dólares, cotiza a 480 más las bonificaciones, que lo llevan a 500US$/t. Para tener una referencia de este valor, basta decir que a igual fecha del año pasado los productores vendían la misma mercadería a 240 US$/t.

¿Qué causó este rally de precios que empezó en 2020? Básicamente, la escasez mundial de aceite de girasol, que llevó los precios de 680 US$/t al doble en la actualidad

La escasez provino del fracaso de las cosechas de los principales países productores: Ucrania y Rusia tuvieron fallas serias en la producción por problemas climáticos y la Unión Europea sufrió recortes. La Argentina también fue afectada por la sequía, lo que redujo la producción a 2,7 M/t, con un rinde promedio nacional de 21,7qq/ha, según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En la suba de precios también influyó la menor producción de aceite de colza y de palma, que generaron una estrechez de oferta que subió los precios de todos los aceites.

Hacia adelante, los actuales niveles de precios impulsarán aumentos del área sembrada en los principales países girasoleros. Si no ocurren problemas climáticos en la zona del Mar Negro, en Europa y en la Argentina, puede haber un salto de producción importante, porque la caída de producción fue del orden de los 5M/t, que representa un poco más del 10% de la cosecha del mundo.

De concretarse ese escenario, es previsible que ocurra una caída de precios en los últimos meses de 2021, cuando empiece a ingresar al mercado la cosecha del hemisferio norte (Ucrania, Rusia, Unión Europea).

No obstante, las cotizaciones pueden seguir siendo satisfactorias para el cultivo en la Argentina. Puede ocurrir que no se mantengan los niveles actuales de precios, pero que se ubiquen por encima del promedio de los últimos años porque la demanda sigue sostenida en los países compradores tradicionales de alto poder adquisitivo (Europa) y últimamente se agregaron las importaciones de China e India, países con grandes poblaciones.

De hecho, en el mercado local ya han aparecido cotizaciones forward para marzo del año que viene, que se ubican en el orden de 350/360 dólares/tonelada en distintos puntos de entrega en nuestro país.

Como síntesis, en el corto plazo podrían mantenerse los precios por la escasez mundial de aceite frente a una demanda firme. A más largo plazo, se asistiría a precios en declinación, aunque en un nivel que podría inducir a los productores a seguir cultivándolo.

Mientras tanto, la recomendación comercial para los agricultores es aprovechar los valores actuales para vender y mantener otros cultivos -por ejemplo soja-como refugio de valor.

Analistas de mercado en AZ Group

Carlos Pouiller y Catalina Ferrari

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados