las-10-razones-por-las-que-la-inflacion-de-2022-sera-superior-al-50%Política 

Las 10 razones por las que la inflación de 2022 será superior al 50%

“Esperemos que esta senda descendente se mantenga”, dijo ayer el presidente Alberto Fernández al conocerse el registro de inflación del 50,9% del 2021. Más allá de que el índice de precios no bajó en el año que acaba de terminar -el registro superó al de 2020 en casi 15 puntos porcentuales– para 2022 los pronósticos privados son negativos y prevén que la inflación tendrá un 54% como base que podría estirarse fácilmente al 60%.

Son varias las razones que, con mayor o menor fuerza, empujarán a la inflación. La inercia alta que deja el 2021, más los efectos sobre el índice general de la suba de tarifas y la aceleración de la devaluación se combinan con las expectativas negativas que genera la demora en el acuerdo con el Fondo Monetario y el efecto de una fuerte emisión monetaria. 

Inercia

Desde la consultora LCG plantean que “son varios los motivos que hacen pensar que la inflación tendrá una dinámica ascendente este año, con un piso de 60% anual hacia diciembre. En primer lugar, una inercia inflacionaria que se mantiene elevada con un 3,5% mensual promedio en los últimos 15 meses”.

​Según las cuentas de Nadín Argañaraz, el registro de 2021 deja un arrastre estadístico para este año 2022 de 18,7%.

Inflación núcleo

La inflación núcleo es el registro que mide la variación mensual de los precios descontando los efectos de los estacionales y los regulados. En diciembre marcó 4,4% contra un índice general de 3,8%, y acumuló 54,9% en el año. Esto marca que los precios vienen moviéndose a un velocidad mayor a la esperada.

Dólar

El año pasado el dólar oficial subió solo 22%. En medio de la negociación con el FMI, el Gobierno sabe que no debe dejar que el tipo de cambio se siga atrasando. El mercado ve al dólar mayorista, que hoy está en $ 103, en $ 160 para fin de año. Un dólar más alto impactará sobre los precios, así como también impactará la brecha cambiaria, que hoy está en 101%. 

Tarifas

En 2021 solo hubo subas del 9%. Para este año, el Gobierno dejó trascender que planea aplicar un ajuste general del 15 al 20% antes de que finalice el verano. Y a partir de allí habrá subas segmentadas de acuerdo a los ingresos, LCG advierte que “la corrección de precios relativos (dólar y tarifas) tendrá un correlato directo sobre los precios domésticos con impactos de primer y segundo orden”.

Alimentos

Alimentos y Bebidas es uno de los rubros con mayor peso dentro del Indice de Precios al Consumidor (IPC). En diciembre subieron 4,3% y mostraron una  aceleración de 2,2 puntos porcentuales con respecto a noviembre. Allí jugó un rol central el incremento de la carne que subió 8,5%. En el año la carne aportó 5% de inflación general y se espera que la tendencia se mantenga en 2022.

FMI

Las conversaciones empantanadas con el Fondo Monetario para llegar a un acuerdo suman inquietud en el mercado y eso también se hace sentir sobre los precios. “La incertidumbre creciente en torno a alcanzar el acuerdo genera un deterioro adicional de las expectativas, vía una mayor presión cambiaria, menor financiamiento y por ende mayor asistencia del Banco Central para financiar el déficit”, anticipa la consultora ACM.

Emisión monetaria

En 2021 la emisión monetaria equiparó a 4 puntos del producto bruto. Gran parte de estos pesos se destinaron a financiar al Tesoro y a cubrir parte del rojo fiscal. Para este año, con bajas chances de que el Gobierno logre financiarse en mercados externos, se prevé que la emisión seguirá en alza. Este exceso de pesos en la plaza coexiste con la tendencia de la población a deshacerse de los billetes ante el pérdida de valor que muestran. 

Puja distributiva

Hace cuatro años que el promedio de los salarios reales vienen perdiendo contra la inflación. El partido no se dará vuelta en 2022, pero las paritarias meterán presión también sobre los precios. A la vez, las empresas buscan recomponer los márgenes de ganancias perdidos en los últimos años. En ese marco, LCG anticipa que “la puja distributiva eventualmente podría surgir después de 4 años al hilo con caída del salario real”.

Inflación global

​La pandemia llevó a los países a aumentar la emisión para atender las necesidades sanitarias y sociales. Meses más tarde ese exceso de emisión pegó sobre los precios y generó un fenómeno de inflación global. En Estados Unidos, el índice saltó al 7% anual y eso llevó la la Reserva Federal a corregir su política de tasas. Los analistas advierten que este suba de tasas impactará en los mercados emergentes y en este contexto se le complicará más a la Argentina bajar los precios.

Licuación de pasivos

Para algunos analistas, el gobierno se preocupa poco por bajar la inflación porque los precios en alza le permiten “licuar pasivos” y mejorar las cuentas fiscales, un factor esencial para acercar posiciones con el FMI. LCG destaca “la ​conveniencia que implica, para las cuentas fiscales y las del Banco Central, contar con una inflación en ascenso para licuar pasivos”.

AQ

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados