transporte:-el-colectivo-en-el-interior-ya-cuesta-cuatro-veces-mas-que-en-capital-y-estallo-la-guerra-por-los-subsidiosPolítica 

Transporte: el colectivo en el interior ya cuesta cuatro veces más que en Capital y estalló la guerra por los subsidios

Un boleto de colectivo mínimo cuesta $ 18 en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Es menos de una cuarta parte de lo que pagan en Mar del Plata por ese servicio: allí está a $ 74,38. Un reciente aumento en Rosario demuestra que el transporte está muy lejos de valer lo mismo en todo el país. En esa ciudad, Córdoba y Santa Fe, el viaje estará en $ 69,5.

El escenario de esta disparidad de precios es en medio de desacuerdos por parte del Gobierno en la política de subsidios. Las provincias se quejan ante el ministerio de Transporte -encabezado por Alexis Guerrera, que se referencia en Sergio Massa– de recibir fondos insuficientes. Transporte, a su vez, exploró la posibilidad de cortarle subsidios a la ciudad de Buenos Aires, pero no lo hizo. La razón es que si disminuyen las transferencias a las líneas “porteñas”, aumentarán los que van para las líneas interjurisdiccionales, que van del conurbano a la ciudad de Buenos Aires. Y allí está el grueso de las transferencias.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, está observando el crecimiento de los subsidios al transporte con preocupación. En abril, subieron un 210% con respecto al año anterior y tocaron los $ 44.000 millones. Por primera vez en el año, las erogaciones para transporte crecieron en mayor proporción que las de Energía. Desde Economía le hicieron saber a Transporte que esa dinámica tiene que cambiar.

El presupuesto del Ministerio de Transporte para este año supera los $ 550.000 millones. De ese total, cerca de $ 142.000 millones son para subsidios. El problema es que eso no alcanza para pagar todos los compromisos.

Los subsidios en el AMBA, para los colectivos que van del conurbano a la ciudad de Buenos Aires, y para los que circulan en las calles porteñas, rozaron los $ 100.000 millones en 2021. Es dificil que bajen este año: el Gobierno suele pagar los aumentos de las paritarias, mientras que los costos de combustibles también están en aumento. El Poder Ejecutivo evaluó alguna corrección en las tarifas (cercana al 20%), pero luego el tema salió de la agenda.

Según gobernadores del interior, el AMBA recibe $ 300.000 millones anuales en subsidios, pero esa cifra incluye los trenes del conurbano, que no se fondean desde Transporte.

Cada viaje de un pasajero en colectivos tiene un “valor técnico” cercano a los $ 100. Es un precio de referencia, una fórmula construida entre el ministerio de Transporte y las líneas de colectivos.

Se estima que el transporte en colectivos cuenta con un 80% de subvención estatal en el área metropolitana. En el interior, ese porcentaje cae, con subsidios de entre 35% y 60% según el distrito.

“El AMBA tiene un abanico de tarifas. El porcentaje de subsidio no es homogéneo. Los viajes más caros (desde el tercer cordón del conurbano a la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo) poseen más subsidios que los viajes cortos (dentro de CABA)”, detalla un experto en el tema, que desempeñó funciones públicas, y pidió no ser identificado.

Entre enero y marzo, Transporte se había comprometido con las provincias a girarles un cheque de $ 3.200 millones mensuales para los colectivos que circulan en sus localidades. Eran $ 9.600 millones. Sin embargo, según datos del mismo ministerio, hacia fines de abril les había transferido $ 5.865 millones y faltaba el resto. Anualizada esa proyección, los fondos no bajarían de los $ 40.000 millones.

El principal gremio de los colectivos (UTA) lanzó un paro de 72 horas en el interior. Los gobernadores les dicen a las empresas que no cuentan con fondos para pagar los aumentos.

El viaje en colectivo más barato, después del de Buenos Aires, está en San Juan ($38), Mendoza ($ 40), Salta ($ 41) o Tucumán ($ 45).

Del otro lado, los más caros -después de Mar del Plata, Córdoba,Rosario y Santa Fe- son Bahía Blanca ($ 68,4), Bariloche ($ 62), Neuquén ($ 61), Corrientes y Posadas ($ 60).

El pase mínimo con la tarjeta SUBE en los colectivos del AMBA sale $ 18 y llega a $ 21 con mayor cantidad de estaciones. Para los que toman varios transportes en un lapso corto de tiempo, rige la tarifa polimodal, que va aplicando descuentos (50% en el segundo viaje, 75% en el tercero). Los especialistas lo denominan “integración tarifaria”, y es algo que solo aplica en Buenos Aires, donde se puede combinar tren-colectivo y subte.

“Hay lugares del interior donde hay subsidio nacional, provincial y municipal. De todas formas, aún sumados los tres, es menor que en el AMBA”, explica un experto que pidió no ser identificado.

“También es cierto que en el interior hay muchas gratuidades o descuentos de todo tipo que son aprobadas por las autoridades locales. Eso hace que la “tarifa técnica” (esos $ 100) sea mayor, porque los costos se reparten entre un número menor de personas que pagan”, destaca el especialista.

El Gobierno nacional evaluó quitarle subsidios a la ciudad de Buenos Aires. Iba a rebanarle cerca de $ 13.000 millones. De esa forma, el viaje dentro de CABA hubiera trepado de $ 18-21 (los valores mínimos y máximo) a $ 36-42. Sin embargo, esos nuevos precios hubieran provocado un desplazamiento de pasajeros de las 32 líneas que circulan dentro de recorridos porteños a aquellas que son interjurisdiccionales (van del conurbano a CABA). Y estas empresas, que son las mayores consumidoras de subsidios, se preparaban para empezar a pedir más.

De todas formas, siempre está a mano la herramienta de la ampliación presupuestaria. Economía puede incrementar los fondos a Transporte, si lo considera conveniente. Los subsidios a los trenes, por ejemplo, no salen de ese ministerio, sino que se cubren directamente desde Obligaciones del Tesoro nacional.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados