un-fondo-acreedor-exige-embargar-un-edificio-diplomatico-argentino-en-washingtonPolítica 

Un fondo acreedor exige embargar un edificio diplomático argentino en Washington

Un fondo acreedor de la Argentina, que reclama una deuda por US$ 96 millones pidió a la justicia norteamericana embargar un edificio perteneciente al estado argentino ubicado en Washington, Estados Unidos. 

El reclamo lo efectuó el fondo de inversión Bainbridge, acreedor de bonos en default y beneficiario de una sentencia contra la Argentina, ante la jueza estadounidense Loretta Preska, en diciembre pasado y esta semana reiteró el pedido de embargo.

El inmueble que el fondo de inversión quiere embargar está ubicada en el 2136 R St NW, cuenta con más de 700 m2, y queda cerca de la embajada argentina en Washington.

La deuda creció a un ritmo de casi 3 mil millones de dólares al mes en solo un año

El fondo de inversión sostiene que la propiedad está abandonada, pero la Argentina lo niega y argumentó que es una propiedad de carácter diplomático y no puede ser embargado.

El especialista en causas que involucran empresas argentinas en Wall Street, Sebastián Maril, afirmó que los acreedores dicen que la propiedad está abandonada y la Argentina no lo niega.

Maril agregó que la defensa del Estado argentino para avalar que es una propiedad de carácter diplomático “afirmó que ahí guardan documentos y además que la bandera argentina flamea afuera del edificio“.

El estado argentino ahora tiene un plazo de 20 días para responder al reclamo y si la Justicia determina el carácter diplomático de la propiedad no podrá ejecutarse el embargo.

Canje de deuda: Massa logró aplazar hasta 2023 vencimientos por $2 billones

Maril en declaraciones periodísticas explicó que la demanda tiene su origen en los juicios a los holdouts, que no ingresaron al canje y ese fondo siguió litigando contra Argentina hasta que finalmente obtuvo, el fallo favorable de la juez Preska que ordenó a la Argentina a pagar”.

El fondo de inversión volvió a presentar ayer el reclamo reafirmando su intención de embargar ese activo argentino ubicado en Washington para cobrar los US$ 96 millones que se les adeuda.

Maril explicó que no sabe si el valor del edificio “cubre todo o parcialmente la sentencia, pero además este es un proceso en al que se suman otros tres fondos que son los de Attestor, Titan, TIG”.

JD / 

También te puede interesar

Articulos relacionados