de-american-idol-a-reina-del-talk-show:-kelly-clarkson-se-calza-los-zapatos-de-ellen-degeneresEspectáculos 

De American Idol a reina del talk show: Kelly Clarkson se calza los zapatos de Ellen DeGeneres

A 20 años de haberse convertido en la primera American Idol, recibió una Estrella en Hollywood y su talk show heredó el horario de Ellen.

Sus televidentes la adoran porque es franca y burbujeante y porque su risa les parece muy contagiosa. Kelly Clarkson ya era muy famosa como cantante cuando en NBC le ofrecieron que tenga su propio show vespertino, The Kelly Clarkson Show, después de haberla visto desenvolverse con soltura como coach en The Voice.

En la cuarta temporada de su premiado talk show, que solo este año ganó 7 de los 9 Emmy para los que estaba nominado, NBC la posicionó en el horario que dejó libre The Ellen Show. La comediante Ellen DeGeneres había heredado ese spot de las 4 de la tarde de Oprah Winfrey, nada menos, y terminó yéndose después de haber recibido algunas críticas de parte de su staff.

Kelly Clarkson dice que no quiere que la afecte esa presión de tenerse que poner en los zapatos de otras artistas, piensa que tanto Ellen como Oprah son irreemplazables. Pero lo cierto que 1.3 millones de personas la miran diariamente, poniéndola arriba en las mediciones y haciéndola la obvia destinaria del spot más requerido por los anunciantes.

Kelly Clarkson, con Cameron Diaz. Fotos IG The Kelly Clarkson Show

Los tiempos y los hábitos del público cambian. Por eso hoy suenan remarcables los 23 millones de televidentes que la vieron ganar a Kelly, en vivo, la primera temporada de American Idol, en setiembre de 2002. Sus audiciones habían dejado mudo al implacable Simon Cowell, especialmente cuando cantó Respect, de Aretha Franklin y sonó como Janis Joplin.

Por eso esta semana se acercó junto a los otros dos jueces, Paula Abdul y Randy Jackson, a felicitar a Kelly por su estrella en el Paseo de la fama, en el 6801 de Hollywood Boulevard. A 20 años de aquella hazaña, los comerciantes del barrio de Hollywood le dieron su estrella, a pocos pasos del teatro donde fue elegida, donde luego se empezaría a entregar el Oscar.

Además del jurado que la coronó, la acompañaban a Kelly su hija River Rose (8) y su hijo Remington (6). Viene de un divorcio medio traumático, pero esta semana le decía a su entrevistada Olivia Wilde, que está saliendo también de un divorcio complicado, que lo mejor era mantener un frente unido con sus ex cuando se trababa de sus chicos.

Mucho desparpajo, también, le permitió a Clarkson obtener el horario que dejó vacante Ellen DeGeneres.

Como si estuviera en el living

Kelly Clarkson entrevista en su show como si en vez de estar en el set de Universal Studios, donde graba el programa, las celebridades estuvieran sentadas en el living de su casa. Se comporta como una amiga y le gusta hablar de sus propias experiencias para acercarse a lo que le están contando. Igual, coincidían con Olivia (actual pareja de Harry Styles) que se complica un poco todo cuando el público está mas enterado que ellas de lo que les está pasando.

Con Cameron Diaz hablaron de vestirse siempre cómodas, de no querer regirse por la vara impuesta por otros. Con sus 20 años de carrera, Kelly Clarkson lleva vendidos 28 millones de álbums. En una entrevista, a poco de ser coronada, le comentaba a Clarín que confiaba mucho en sí misma, que la habían dejado ser quien era y cantar lo que quería y que le parecía que American Idol había sido el puntapié inicial de muchas cosas interesantes por venir.

El programa incluye, como todo buen talk show, de todo.

Muy conversadora – la única vez que se quedó sin palabras debe haber sido cuando Ryan Seacrest le anunció que le había ganado a Justin Guarino-, comentaba que le gustaba escribir canciones sobre temas de la realidad, que nada le parecía tabú, y que quería conectarse con la gente. Claramente lo ha logrado.

Para el año que viene prepara su quinto disco mientras consigue que los críticos musicales de revistas como Billboard se saquen el sombrero cuando hace covers de otros artistas al comienzo de su show, en la sección que llama Kellyoke y que ya tiene un EP donde versiona desde Billie Eilish a Whitney Houston.

En su cuenta de Instagram, donde la siguen 6 millones de personas, se presenta como música y conductora y se ufana de decir cosas que otros piensan que no debería decir. La avalan sus Emmy como conductora, no ha dejado de ganarlos desde que empezó con su programa. Ahora le queda demostrar que puede, otra vez, bancarse tener todos los ojos puestos en ella.

POS

Articulos relacionados