arranca-la-pelea-por-la-corte-en-diputados:-el-fdt-quiere-llevar-el-debate-a-una-comision-ultra-kEconomía Sin categoría 

Arranca la pelea por la Corte en Diputados: el FdT quiere llevar el debate a una comisión ultra K

El oficialismo está ajustado para emitir dictamen de mayoría y la oposición busca abroquelarse para sacar un despacho de rechazo a la reforma.

El proyecto de ampliación de la Corte Suprema de Justicia, que obtuvo la media sanción del Senado en una ajustada votación, ya está en Diputados y comienza a generar alertas dentro de la oposición, porque el oficialismo apunta a que el tratamiento en comisión sea encabezado por un diputado ultra K.

La propuesta debe ser tratada en un plenario de comisiones y el Frente de Todos busca que el debate sea encabezado por Justicia, que preside Rodolfo Tailhade, uno de los cristinistas más filosos del bloque oficialista, con un amplío manejo de los temas judiciales.

Frente a esta situación, un sector de Juntos por el Cambio planteó la posibilidad de hacer una presentación ya que la propuesta en el Senado tuvo como cabecera a Asuntos Constitucionales, que es otra de las comisiones a las que fue girada en Diputados junto a la de Presupuesto.

Obviamente, la oposición lo que buscaba era impedir que el debate sea controlado por un diputado ultra K. Pero la coalición opositora freezó la nota de reclamo porque el pampeano Hernán Pérez Araujo (FdT), que preside Asuntos Constitucionales, tampoco le generaba mucha confianza de un debate dentro de los “parámetros normales”.

Desde sectores de la oposición y entre los propios socios de Juntos hubo opiniones encontradas ya que algunos coincidían con el oficialismo en que el proyecto debía tener como comisión cabecera a la de Justicia.

Más allá de este dato que hace al trámite parlamentario, en la oposición se mantienen en alerta y la conducción de Juntos por el Cambio espera que el cordobés Ignacio García Aresca y Graciela Camaño acompañen un dictamen de rechazo a la ampliación de la Corte que podría imponerse al despacho del oficialismo. Pero desde el interbloque Federal fueron tajantes y confirmaron que “no acompañarán”.

El Frente de Todos, que tiene mayoría en las tres comisiones, está más que ajustado para imponer su propuesta y la definición, si el oficialismo decide convocar el tratamiento del proyecto, podría ser sólo por una firma.

“Hoy por hoy no tienen los votos, lo veo muy difícil, más allá de que el Gobierno va a tratar de conseguir los votos con los métodos habituales que conocemos. Pero el hecho que impulse el proyecto y tenga la media sanción del Senado es suficiente para crear un estado de intranquilidad y zozobra entre los miembros de la Corte”, explicó a este diario Pablo Tonelli, diputado y consejero de la Magistratura.

En la oposición saben que no pueden dar margen de concesión porque el proyecto se aprueba con mayoría simple y, en consecuencia, la clave será el quórum. Pese a que el Frente de Todos no reuniría los 129 diputados que se exige para iniciar la sesión, en Juntos apuntaron contra los sectores de la oposición que se expresan en contra de la ampliación de la Corte, “pero después dan quórum para sólo llevar su discurso incendiario“.

Una diputada contó una anécdota relacionada con la media sanción del Senado. A principios de la semana en que se aprobó la propuesta, Luis Naidenoff (UCR) había desestimado que el kirchnerismo pudiera avanzar con la ley, pero horas después se convocaba a una sesión especial y un día más tarde era aprobada “en beneficio de Cristina Kirchner”.

“No necesitan un nivel de acuerdo tan grande como para la suspensión de las PASO”, advirtió la legisladora, que pidió estar más que alertas para que “no haya sorpresas durante el Mundial (se juega durante noviembre en Qatar) y el kirchnerismo aproveche para meter la ley, porque esos días es cuando se sacan las leyes imposibles“, completó.

Graciela Camaño advirtió a Clarín que la reforma de la Corte está dentro de los temas que “son difíciles” de tratar en Diputados. Aunque desde el Interbloque Federal ya avisaron que van a “impedir que avance este proyecto, que es una fantasía inconstitucional“.

En tanto, Rodrigo De Loredo, de Evolución Radical, calificó como “un hecho disparatado” el proyecto oficialista. “Ellos tienen la voluntad de aprobarlo porque forma parte de la narrativa que están construyendo desprestigiando a la Corte y a un Poder Judicial que está avanzando a paso firme sobre la vicepresidenta”, enfatizó el cordobés en referencia a la causa Vialidad.

Facundo Manes también se expresó sobre el intento del oficialismo de avanzar sobre la Justicia. “Acá los planteos no tienen que ver con cuestiones técnicas que demuestren un mejor funcionamiento de la Corte sino que hay un sector que está viendo cómo subordinar a la justicia a otro poder”, enfatizó el neurocientífico.

En tanto, en el bloque del Frente de Todos están viendo el momento de instalar el debate, ya que en principio contarían con dos votos menos si se repite lo ocurrido en el Senado, donde María Eugenia Catalfamo fue por la negativa como consecuencia de la interna que tienen los hermanos  Alberto y Adolfo Rodríguez Saá.

Juntos por el Cambio y la reforma de la Corte

Pablo Tonelli, también abogado constitucionalista, señaló que la reforma de la Corte se podría discutir “en otro contexto”, pero aclaró que “nunca sería de 15 integrantes porque es una exageración”.

“En otro momento que haya tranquilidad en el Poder Judicial y que no existan estos embates, podemos analizar si es conveniente una Corte con cinco o siete. Pero en el actual momento, lo que tiene que hacer el Gobierno es proponer una reemplazante de Elena Highton de Nolasco“, dijo el legislador, quien enfatizó que “este proyecto de ampliación esconde un interés subalterno, que es la intención del Gobierno de controlar la Corte o por lo menos ponerla en una situación de incertidumbre”.

Por su parte, Paula Oliveto explicó que “la discusión es mucho más profunda” y resaltó que más allá de los nombres que integran el máximo tribunal de justicia, “la Corte argentina es bastante independiente”. “Acá el problema es que la Corte no es justo para la vicepresidenta que quiere una corte kirchnerista“, agregó la diputada de la Coalición Cívica.

NE

Articulos relacionados