la-sequia-hace-estragos-en-la-principal-region-agricola-y-enciende-las-alarmas-del-gobiernoPolítica 

La sequía hace estragos en la principal región agrícola y enciende las alarmas del Gobierno

La cosecha de trigo caerá un 15% y la siembra de maíz no toma impulso. Las divisas que aportará el agro en 2023 disminuirán un 9,2%.

Una feroz sequía está afectando a gran parte de la principal región agrícola  y enciende las alarmas del Gobierno porque ya está impactando en la producción de trigo y en la siembra de maíz de primera y enciende las alarmas en el gobierno por el menor ingreso de divisas que se espera.

En toda la región núcleo transcurrió los meses de junio, julio, agosto y septiembre prácticamente sin lluvias. A lo que se suma es el tercer año consecutivo con lluvias por debajo del promedio histórico. La última vez había sido en los años 1973-1976 y 1998-2001. Y los pronósticos para lo que queda de octubre, noviembre y diciembre no son alentadores.

Septiembre finalizó con muchas localidades —con récord o casi récord— de falta de lluvias, según el último dato de la Bolsa de Comercio de Rosario. En promedio, la región núcleo recibió 13 mm cuando debería haber recibido como media estadística de casi 50 mm, o sea llovió casi una cuarta parte. Hay que retroceder a 1969 para encontrar un menor registro en septiembre.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra y producción de los 6 principales cultivos de Argentina (soja, maíz, trigo, girasol, cebada y sorgo) caerían en este ciclo. En total, se proyecta una superficie de 34,5 millones de hectáreas, 1% menos, y la cosecha alcanzaría las 127,7 millones de toneladas, reflejando una caída del 1,6%.

mapa

El mayor retroceso se daría en el trigo, que está transitando estadíos clave para su rendimiento, lo que impactará en la productividad. Ya se estima 17,5 millones de toneladas, 15% menos de lo que se preveía al comienzo de la siembra. Pero las estimaciones pueden seguir  cayendo si no se concretan lluvias en los próximos días. 

Según la entidad, un 46,3% del área presenta condición de cultivo Regular/Mala y el 89,3% de este porcentaje e distribuye entre el centro y norte del área agrícola.

La zona más afectada por la falta de lluvias es el norte de Buenos Aires. “Hay lugares que no llueve hace 150 días. Desde el 25 de mayo que no cae una lluvia importante”, alertó Matías Ermacora, coordinador de Agricultura de Crea del norte de Buenos Aires.

En este sentido, remarcó que las perdidas son gravísimas. “Nunca se vio esto. En lotes que invertimos para lograr 5.000 a 6.000 kilos y hoy van a dar 1.500 kilos. También afectó al trigo las fuertes heladas”, apuntó.

A lo que acotó que no se está sembrando maíz de primera. “No hay humedad y no se puede sembrar. La mayoría va a apostar al maíz tardío”, adelantó. “El productor cambió el ánimo, Está enojado y preo, está a la defensiva”, agregó.

A propósito, la Bolsa rosarina indicó que solo se sembraron 100.000 hectáreas y es la siembra más retrasada en una década. De todas maneras, se esperan que los productores se vuelquen a la siembra tardía (diciembre) por lo que por el momento no se espera una caída brusca del área maicera.

El cultivo que saldría fortalecido será la soja, que se esperan 16,7 millones de hectáreas, 3% más que el ciclo anterior, ante la mayor resistencia a la falta de agua y la menor inversión que requiere.

Con este escenario productivo, se verá afectada las exportaciones, que según la misma entidad, disminuirán a U$S 40.932 millones, un 9,2% versus la campaña anterior, lo que va a impactar significativamente en las cuentas del Gobierno para el 2023.

En el último tiempo hubo una baja en el valor de los granos, principalmente de la soja. La oleaginosa cotizaba a U$S 540 en el mercado de Chicago el 6 e septiembre pasado, y este jueves apenas perforó los U$S 500, descendiendo más del 7% en un mes, muy lejos de los 650 ólares que llegó a cotizar este año marcando un nuevo récord, siendo el valor más bajo en los últimso dos meses y medio.

“Se da por la presión que hizo el adelanto de la cosecha norteamericana que venía demorados por el clima”, explicó Agustina Peña, analista de la Bolsa de Comercio de Rosario, entre uno de los tantos factores del descenso.

Articulos relacionados