el-pinocho-de-guillermo-del-toro-es-triste,-oscuro-y-sublimeEspectáculos 

El Pinocho de Guillermo del Toro es triste, oscuro y sublime

La película, filmada en animación stop motion, estrena este jueves en cines, y el 9 de diciembre llega a Netflix.

Guillermo del Toro se apropió de Pinocho, el cuento, y lo hizo suyo. Este Pinocho de animación stop motion es un títere consciente, curioso más que travieso, que hace lío allí por donde ande, y eso que la acción se trasladó a la Italia de la primera mitad del siglo XIX, fascismo y Duce Mussolini incluido.

¿Más? Estalla la guerra y Pinocho llama de otro modo al Duce, pero eso hasta pasa desapercibido por la inocencia del personaje. Pero la visión de Del Toro es triste hasta en lo sublime, oscura hasta para desubicar a padres, y qué decir de los más pequeños, que no sabrán si divertirse o preocuparse al empatizar con el muñeco de madera con la nariz tan larga, que muere no menos de tres veces y renace una y otra vez.

Guillermo del Toro se apropió de la historia, le cambió de época, incluyó a Mussolini y es un filme muy, pero muy triste. Fotos Netflix

Pero analicemos a Pinocho desde la forma o su hechura. Del Toro en su primera película de animación contó como codirector con Mark Gustafson (director de animación de El fantástico Sr. Zorro) y ya desde los colores de las maderas, los paisajes atiborrados de colores fuertes, marca una distinción.

La trama, bueno, la trama también es única, por eso de que Del Toro toma la historia de Carlo Collodi de 1883 y la deshace a su gusto.

Pinocho en el taller. Es un muñeco con conciencia.

Muertes, pérdidas y depresión

Geppetto sufre no solo la pérdida de su esposa, sino la de su hijo, de una manera que abruma. Sumido en la depresión y en el alcoholismo, la creación de Pinocho será una vía de escape, una búsqueda de recomponer su alma.

Geppetto sufre la muerte de su pequeño hijo en un bombardeo, se deprime y se vuelve alcohólico.

Pero para eso, Pinocho tiene que tener alma. Al menos, ya sabíamos que tenía una conciencia ad hoc, con Pepe Grillo, que aquí tiene su propia historia, su antecedente con Geppetto y es, además de apuntador moral y cuidador de Pinocho, escritor. El es quien relata la película.

Y la película sigue, en parte, el camino que le conocemos, no faltan el colegio, la visita al vientre de una ballena que parece más un monstruo marino, y los inescrupulosos que quieren aprovecharse de la inocencia de Pinocho.

El despliegue visual del filme es alucinante. Seguramente sea candidata al Oscar a la mejor película de animación.

Con todo, el personaje que causa, no diríamos temor, pero sí inquietud, es Spazzatura, el monito que es secuaz del Conde Volpe.

El elenco de voces es alucinante. Ewan McGregor (Pepe Grillo), Cate Blanchett (Spazzatura), David Bradley, que era Argus Filch en la saga de Harry Potter, le pone la voz a Geppetto, más Christoph Waltz, Ron Perlman, John Turturro y Tilda Swinton. El joven Gregory Mann le pone algo de candor a la voz de Pinocho (pero solo la estrictamente necesaria).

En el vientre de la ballena (o un monstruo marino). Algo sigue en pie del relato original de Carlo Collodi, publicado en 1883.

La tristeza, más que melancolía, tiñe todo el desarrollo del filme, que tiene algún que otro momento jocoso -los mejores chistes los tira Pepe Grillo, aunque el propio Pinocho también tiene lo suyo-. No es que no haya esperanza, pero el optimismo o la ilusión son algo inciertos u opacos.

El final del filme es tremendo, antes de los créditos. La película es ciertamente musical, pero después de arrojarnos a ese desenlace deprimente, Del Toro elige que nos vayamos del cine (o nos levantemos del sillón del living luego de su estreno por streaming en Netflix el 9 de diciembre) tarareando una canción.

El Pinocho del mexicano muere, pero revive. No es un filme para los más pequeños.

Lo dicho: Pinocho es un Guillermo del Toro en estado puro.

“Pinocho de Guillermo del Toro”

Muy buena

Animación/Drama. EE.UU., 2022. Título original: “Pinocchio”. 117′, SAM 13. De: Guillermo del Toro. Con las voces de: Gregory Mann, Ewan McGregor, David Bradley, Tilda Swinton, Cate Blanchett. Salas: Multiplex Lavalle y Belgrano, Atlas Patio Bullrich y Nordelta.

Articulos relacionados