Sin dólar blue no hay puré: con cuevas cerradas, se traba el negocio de comprar MEP y vender en el paralelo

La brecha entre el dólar financiero y el dólar informal permite lograr una ganancia fácil y atractiva. El riesgo: mezclar pesos blancos y negros.

La aparente paralización de las “cuevas” está lejos de ayudar a frenar el alza del dólar paralelo, un mercado que el Gobierno busca minimizar cada vez que hace ruido calificándolo de irrelevante. Se ve que tanto no lo es porque el propio Sergio Massa tuvo que salir a amenazar con aplicar “todo el rigor” de la ley a los que operan y sobre todo agitan el dólar blue.

La verdad es que el mercado del dólar paralelo -cuevas, arbolitos, delivery, whatsapp- se ha convertido en un eslabón fundamental para que el llamado “chiquitaje” y no tanto pueda hacer una ganancia instantánea que, obviamente, dependerá del capital puesto en juego.

La clave está en la interesante brecha que se ha establecido entre el valor del dólar MEP (que se puede comprar sin límites con pesos blancos a través de operaciones de compra y venta de títulos públicos, y el precio del dólar blue. Es un arbitraje entre precios que todo el mundo conoce como “puré”.

Este miércoles se podía comprar en el MEP a 528 pesos y vender en el blue a 585 pesos. Una brecha de 57 pesos que, para una operación de 1.000 dólares comprados en el MEP y vendidos en el blue deja $ 57.000 de ganancia fácil. Para el caso del ejemplo, puede ser el pago de una expensas o una compra más o menos importante en el supermercado.

Repetir esta acción implica algún riesgo. Porque el paso uno de la operación se hace con pesos bancarizados, pero el cierre es con pesos no declarados. Cualquier que haya pasado por una sucursal bancaria habrá comprobado que no hay muchas trabajas en depositar pesos. Pero en algún momento la AFIP (o como dijo Massa el martes, la UIF) pueden llegar a preguntar por el sustento legal de esos movimientos.

Lo atractivo del “puré” es que, para quien se anima a desoir las advertencias oficiales, puede dar ganancias más interesantes aún si se puede repetir la operación antes de que salte alguna alarma.

El arbitraje se puede hacer, aunque a una escala menor y solo una vez por mes, comprando los 200 dólares del llamado “dólar ahorro”, que ayer se podía adquirir a $ 521. Se invierten $ 104.200 en la compra del dólar ahorro y se cobran $ 117.000 por la venta en el blue. En el medio, una ganancia de $ 12.800.

El arbitraje se hace con el dólar MEP porque es, de los dólares financieros, el que más atrasado aparece en medio de la corrida que se inició hace varios días. El dólar contado con liqui -el más utilizado por las empresas- viaja muy cerca del blue y este miércoles quedó en $ 592.

El atraso del MEP se explica porque sobre este tipo de cambio interviene el Banco Central, sin una explicación razonable.

Las conclusiones que se pueden sacar alrededor de todo esto es que cuantas más trabas aplique y más amenazas lance el Gobierno sobre el mercado paralelo, el precio del dólar blue va a seguir subiendo. Agradecidos los propios cueveros y quienes están embarcados en sacar unos pesos extras con el “puré”. Casi que podría decirse que el Gobierno les está haciendo un favor.

El negocio durará mientras exista el cepo y la brecha cambiaria, que abandonó la zona del 100% y ya está en el 107%. Hasta que no se cierre la brecha, habrá ganancias fáciles.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Cuánto cobra una persona que cuida niños en abril 2024

Por las negociaciones paritarias, hay nuevos montos en lo...

AUH: Cuál es la billetera virtual que mas conviene y como es el paso a paso para adherir

Los beneficiarios de los distintos...

Efemérides de hoy: qué pasó un 15 de abril

En las efemérides del 15 de abril sobresalen estos...

Prepagas: el Gobierno pedirá a la Justicia frenar los aumentos y denunciará a Belocopitt por supuesta «cartelización»

El Gobierno nacional avanzará fuertemente esta semana para frenar...