martes, 23 julio, 2024

Por falta de dólares, no se importan autos desde junio

Hace casi 50 días días que no ingresan vehículos importados a la Argentina. Las últimas autorizaciones fueron a fines de junio: fue la última vez que el Gobierno autorizó SIRAs para vehículos, al menos para los que se pagan con dólares a precio oficial y que son importados por las mismas terminales automotrices que fabrican autos en el país.

Los vehículos son importados por el sistema de licencias no automáticas que administra el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), que en octubre del año pasado reemplazó al Sistema Integral de Monitoreo de las Importaciones (SIMI).

Detrás de esas siglas hay una maraña de trámites que hoy tiene como árbitro a la Secretaría de Comercio, pero donde también siguen tallando tanto la AFIP como el Banco Central.

En el caso de los autos importados, el cepo no es algo nuevo: desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández, en las automotrices se armaron oficinas completas dedicadas a los trámites de importación, tanto para ocuparse de la parte burocrática como para realizar gestiones ante los funcionarios para cuando los pedidos de autorización quedaban trabados.

Funcionó de esa manera durante los casi tres años en que las autorizaciones estuvieron a cargo del ex secretario de Industria, Ariel Schale. Desde octubre del años, las autorizaciones para aprobar importaciones dependen del secretario de Comercio, Matías Tombolini.

«Aprobaciones SIRA para autos: nada desde fin de junio«, fue el escueto mensaje por Whatsapp del director de una automotriz.

«Estamos facturando algunas Hilux cuya entrega tenemos garantizada por la fábrica antes de fines de agosto. En cambio para los autos importados desde Brasil (Corolla, Etios, Yaris) la única manera de vender es en diferido, con precio abierto hasta el momento de su entrega. No ingresan desde fines de junio», dijo por su parte uno de los principales concesionarios de Toyota.

«Podemos garantizar la entrega de Fiat Cronos en cuestión de días, porque la fábrica de Córdoba está entregando de manera normal. Pero no hay disponibilidad de unidades importadas, ni siquiera las que son traídas desde Brasil», agregó un concesionario de Fiat y Jeep.

En las fábricas automotrices la producción de vehículos continuó de manera normal el día después de las PASO, pero ahora sus directivos monitorean el ritmo de producción jornada tras jornada. «Las aprobaciones de SIRA para autopartes destinadas a la producción fluye bien, si bien algunos proveedores están teniendo problemas por CEF reducido o SIRA sin plazo de pago definitivo», resumió el director de la automotriz.

El «CEF reducido» significa que a ese proveedor, una autopartista, la AFIP le exigió un «coeficiente económico-financiero» para demostrar que su pedido de importación es consistente con su capacidad de producción y de pago. Y lo que viene sucediendo desde hace tres semanas es que muchas industrias que tramitaban su CEF sin inconveniente, ahora se encuentran con que la AFIP pasó a determinarles un CEF más reducido y, en consecuencia, su pedido de importación queda trunco incluso antes de poder tramitar la SIRA. Un laberinto tras otro.

Aun así, desde la Unión Industrial de Córdoba, donde son muy críticos contra las trabas que el Gobierno va aplicando a la producción, señalaron que tras las paso los funcionarios se están moviendo para que las fábricas mantengan su actividad.

«Me dicen que han estado saliendo SIRAS, si bien las restricciones están. También hemos tenido contacto con funcionarios del gobierno que están tratando de agilizar aquellas que pueden ser más críticas y mostraron buena voluntad para trabajar conjuntamente, en el marco de las restricciones», dijo Luis Macario, titular de la UIC.

Un segmento muy pequeño de los compradores de vehículos importados, que equivale a menos del 3% del mercado, pudo seguir trayendo durante las últimas semanas algunas unidades de alta gama, siempre que éstas fueran pagadas con dólar billete o bien con yuanes chinos. Pero incluso esas operaciones se dejaron de hacer luego de las elecciones PASO del domingo, aunque en este caso por otro motivo: por el momento, los clientes dispuestos a gastar sus dólares en unidades de lujo se sentaron a esperar.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Experto informático: «No se trató de un hackeo el fallo planetario»

Axel Gualda, director de la UTN, explicó las...

Cumbre en La Rural: Caputo le dijo a la Mesa de Enlace cuál es la condición clave para bajar las retenciones

El ministro de Economía mantuvo este martes un encuentro...