Sergio Massa se reunió con su equipo, modifica funciones en el Ministerio y despierta incertidumbre en el mercado

En Economía admiten preocupación por la crisis cambiaria. El titular de la Aduana con responsabilidad en el monitoreo de precios.

En las últimas horas y luego de las PASO, el ministro de Economía, Sergio Massa, se encerró con su equipo económico, apuró un nuevo acuerdo de precios y dió a conocer que viajará a EE.UU para reunirse con el Fondo Monetario e instruyó funciones de Economía a áreas que no corresponden para evitar las consecuencias de la devaluación del lunes. Todas reacciones que no logran ponerle techo al dólar -este miércoles el blue subió $55 a $ 780- ni frenar la ola de remarcaciones.

Massa no habló en los tres días en los el dólar blue subió $ 175. Lo hizo recién ayer por la noche. 

Forzado por el resultado de las PASO (UxP salió tercero) y el endurecimiento del FMI, el Gobierno devaluó el lunes 18%, pero todavía no explicó con detalle cómo resistirá lo que parece una nueva crisis cambiaria, con reservas netas negativas y una inflación que podría terminar arriba de 150% anual, según las consultoras.

Con la campaña virtualmente interrumpida, el Ministerio reaccionó a la aceleración inflacionaria otorgando funciones para contener los precios a áreas que no les corresponde ni tienen esos instrumentos. Por ejemplo Massa le dio impulso al titular de Aduana, Guillermo Michel, en el tema precios. Michel anunció una pauta de aumentos del 5% por mes durante 90 días para los productos de la góndola. La letra chica (no anunciada) es que las subas serán del 6,4% en aceites y 6% en harinas y fideos de los respectivos fideicomisos, según fuentes empresarias.

Michel quedó además a cargo de la nueva unidad de renegociación de precios, un organismo que hasta ahora no fue oficializado y que le quitó protagonismo al secretario de Comercio, Matías Tombolini. Los reacomodamientos sumaron incertidumbre. «Cambian a los que estan quemados, con Tombolini teníamos buen diálogo», dijo un empresario.

El ministro apareció públicamente tres días después de las PASO. Su equipo económico sigue con bajo perfil excepto la presentación de Michel el martes. Gabriel Rubinstein y Leo Madcur, viceministro y jefe de asesores respectivamente, que negociaron con el FMI en estos meses, continúan también bajo perfil. Y Marco Lavagna, director del Indec, es uno de los hombres que más cerca está del ministro de Economía.

Si bien el Banco Central sigue comprando reservas, algunos técnicos admiten que el salto del dólar oficial a $ 350 fue «improvisado» y sin un «plan B». Massa apostaba a ser el candidato más votado y con ese espaldarazo presionar a Fondo. La victoria de Javier Milei quemó todos los papeles y lo obligó a tomar devaluar, una medida que el Gobierno resistía pero que había acordado en el último staff level agreement.

En teoría, la receta de Washington debía aliviar la oferta de divisas y descomprimir la demanda. No ocurrirá: con una brecha cambiaria arriba de 120%, el equipo económico sabe que el agro difícilmente liquide divisas. Como muestra, entre martes y miércoles, aportó US$ 58 millones, la mitad del promedio diario de la semana pasada, según el economista Salvador Vitelli.

Sin dólares del campo, el Gobierno le prende una vela a la llegada de US$ 7.500 millones del FMI la semana próxima. «Es un salto por única vez, hay medidas para consolidar la situación fiscal, el acuerdo con el Fondo va a facilitar reservas y lo mismo la mayor liquidación de divisas», dijo ayer el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, consultado por Clarín.

Massa dejó trascender que viajará el miércoles próximo a Washington, apurado por los contactos con el Fondo que empezaron a tender Javier Milei y Patricia Bullrich. La victoria inesperada de Milei por 31 puntos en las primarias alimentó rumores de renuncia de Massa y envalentonó a los libertarios a pedirle que dé un paso al costado. «Sigue trabajando a full», afirman cerca del ministro.

Pese al anuncio, las grandes cadenas no habían recibido hoy las listas de precios con los topes acordados. Muchos comercios se stockean y en los supermercados excluidos del entendimiento, la situación es más caótica. «Algunos proveedores no entregan, otros suben los precios, otros quitan descuentos, no hay un panorama parejo», señaló un supermercadista.

Massa todavía evalúa sus próximos pasos. El reloj corre y la sensación en algunos despachos es de vértigo. «El panorama cambió y no hay margen para controlar precios», admiten. Marco Lavagna preparó las próximas publicaciones del calendario. El mayor temor sigue siendo Milei: «Si dice algo fuerte y la brecha se va a 150%, puede pasar cualquier cosa».

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

VIDEO | Alarma por matanza de perros en Villa El Chocón: Me lo mataron a cuchillazos

La preocupación invadió la tranquilidad...

«Circule gnomo comunista» y «usted es peor que Milei», sigue el fuerte cruce entre Victoria Villarruel y Grabois

Mientras conduce el Poder Ejecutivo por la gira internacional...

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El exministro de Hacienda durante el macrismo Alfonso Prat-Gay...

Caso Loan: echaron a la funcionaria municipal detenida por la desaparición del menor

El intendente separó de su cargo a María Victoria...