La Ciudad cambiará la votación electrónica por los cuestionamientos de la Justicia Electoral

Luego de las críticas de la Justicia Electoral, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dará de baja el sistema de Boleta Única Electrónica para cargos locales, en las próximas elecciones generales del 22 de octubre en la ciudad de Buenos Aires.

El nuevo sistema de votación se resolverá en los próximos días entre el Gobierno porteño y la Justicia Electoral, donde se verá cómo reemplazar las máquinas electrónicas. Pero fuentes del Gobierno porteño aseguraron a Clarín que se adoptará la boleta única de papel, que es el sistema usado en las provincias de Córdoba y Santa Fe.

«El Instituto de Gestión Electoral de la Ciudad (IGE), considera que la Boleta Única Electrónica (BUE) es un instrumento válido y ha mostrado sobrados beneficios en las elecciones PASO del 13 de agosto, pero luego de la decisión de la Justicia se encuentra abocado junto a las autoridades judiciales al diseño de un nuevo sistema», sostuvo el organismo oficial porteño, en un comunicado.

Allí planteó que «la decisión de la jueza federal con competencia electoral María Servini de dejar sin efecto el acuerdo con el Tribunal Electoral de la Ciudad torna abstracto el debate sobre la utilización de la Boleta Única Electrónica (BUE) en las próximas elecciones».

Las dos opciones que se evalúan son las de ir a la boleta sábana de papel tradicional o a la boleta única de papel, para los cargos locales. Pero esta última opción es la que resolverá Rodríguez Larreta, según las fuentes del Gobierno porteño, ya que la normativa vigente en la ciudad de Buenos Aires establece que se impulse ese instrumento electoral.

Se trata de un sistema que nunca se usó en la ciudad de Buenos Aires y para el que habrá que capacitar a las autoridades de mesa y a los electores que irán a sufragar el domingo 22 de octubre, otra vez con dos urnas diferentes, una para cargos nacionales y otra para locales.

Es que la boleta única de papel tendrá los cuatro cargos locales en la misma boleta, con todos los frentes políticos que se presentan a la elección, y serán los votantes quienes deberán marcar con una cruz qué candidatos eligen para jefe de Gobierno, legislador porteño, comunero y parlamentario regional del Mercosur. 

Consultado por Clarín, una fuente judicial aseguró que la fecha de la elección no se puede modificar, porque se hizo la convocatoria a votar «en las elecciones generales dentro del plazo que fija el Código Electoral».

El Gobierno porteño tendría que resolver el cambio de sistema electoral «antes del 23 de agosto, así que no tiene demasiado tiempo para tomar esa decisión», ampliaron las fuentes judiciales a Clarín. Y dijeron tendría que hacerlo el Instituto de Gestión Electoral porteño (IGE) o directamente con un decreto de Rodríguez Larreta, 

La decisión de cambiar el sistema de votación se planteó por los duros cuestionamientos que hizo este jueves la jueza federal con competencia electoral María Romilda Servini.

En un escrito, la jueza Servini pidió que se vote en lugares separados el próximo 22 de octubre para las candidaturas nacionales y locales, y que no se vuelvan a utilizar las máquinas electrónicas, para que no se demore la votación de cargos nacionales, por los múltiples problemas que hubo con esas máquinas en las PASO. 

Dos asistentes técnicos cambian la máquina electrónica con la que votó Patricia Bullrich, por fallas en el sistema.  Foto Federico López Claro.

Dos asistentes técnicos cambian la máquina electrónica con la que votó Patricia Bullrich, por fallas en el sistema. Foto Federico López Claro.

«Los hechos acontecidos durante la votación del 13 de agosto, obedecen únicamente a la utilización de un sistema de votación para las candidaturas locales, simultáneamente con uno distinto al que se utiliza en la elección nacional, lo que permite concluir que dicha opción no resultó acertada, ni ventajosa», aseguró la jueza Servini.

Y agregó: «Mi responsabilidad como Juez Federal con Competencia Electoral de la Capital Federal y el derecho de la ciudadanía a poder expresarse democráticamente a través del sufragio en comicios que se desarrollen con normalidad, sin tener que sufrir horas de espera para poder sufragar, teniendo la posibilidad de votar para todas las categorías de cargos y sin que se produzcan situaciones que alteren el ánimo colectivo, me obligan a repensar la viabilidad de volver a desarrollar comicios concurrentes con dos sistemas de votación diferentes en Octubre próximo, tal como ha sucedido el 13 de Agosto». 

En ese escrito, que envió a la Cámara Nacional Electoral y al IGE porteño, Servini afirmó que su «experiencia acumulada» en más de 30 años como jueza electoral la obligan a «advertir que no pueden realizarse nuevamente y en las mismas condiciones, los comicios del 22 de octubre».

«Reitero, constituiría una burla a la ciudadanía volverla a someter a las condiciones denigrantes en las que debieron votar el 13 de agosto», concluyó Servini. Y dio de baja el Acta Acuerdo con el Instituto de Gestión Electoral.

La posición de Jorge Macri y Patricia Bullrich

Rodríguez Larreta tomó la decisión de dar de baja la votación con Boleta Única Electrónica, a partir de las graves acusaciones de la Justicia Electoral, en sintonía con los planteos de Jorge Macri, el ministro de Gobierno porteño que ganó la interna de Juntos por el Cambio y también pidió un cambio en el sistema de votación.

“Hay un dato a tener en cuenta que no es menor, que es que a jefe de Gobierno votó 8% menos de personas que a Presidente. Hubo gente que fue, votó a Presidente y porque la máquina no andaba o porque se había cansado, se fue sin votar. Eso no está bueno”, dijo Jorge Macri, en Radio Mitre. Y pidió «repensar» el sistema de votación en la Ciudad, ya que probablemente vaya más gente a votar el 22 de octubre y, entonces, podían acentuarse los problemas en las elecciones generales.

De hecho, la candidata a Presidenta de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, tuvo serios inconvenientes para votar el día de las PASO y demoró 12 minutos en poder sufragar con boleta electrónica, luego de fallas en la máquina y que un par de técnicos se acercaran para asistirla.

«Me tuvieron que cambiar la máquina porque no funcionaba. Voté siete veces y tuvieron que venir dos técnicos. Me pasaba una cosa muy rara, yo votaba a una lista y terminaba saliéndome otra distinta», comentó Bullrich, luego de votar en La Rural, de Palermo. Y añadió: «La votación en la ciudad de Buenos Aires fue un desastre. Mi experiencia fue mala».

Ahora el gobierno porteño resolvió cambiar el sistema electoral. Y todo indica que se va a votar con boleta única de papel para cargos locales

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

VIDEO | Alarma por matanza de perros en Villa El Chocón: Me lo mataron a cuchillazos

La preocupación invadió la tranquilidad...

«Circule gnomo comunista» y «usted es peor que Milei», sigue el fuerte cruce entre Victoria Villarruel y Grabois

Mientras conduce el Poder Ejecutivo por la gira internacional...

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El exministro de Hacienda durante el macrismo Alfonso Prat-Gay...

Caso Loan: echaron a la funcionaria municipal detenida por la desaparición del menor

El intendente separó de su cargo a María Victoria...