Níger da luz verde a que Mali y Burkina Faso intervengan militarmente en su territorio

El presidente de la junta militar en Níger, el general Abdourahamane Tiani, firmó este jueves dos decretos que autorizan a las fuerzas armadas de Mali y Burkina Faso a intervenir en el territorio de Níger «en caso de agresión», según un comunicado conjunto de los ministerios de Exteriores de los tres países.

Los decretos se producen después de que la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) amenazara con recurrir al uso de la fuerza si el presidente derrocado de Níger, Mohamed Bazoum, no es liberado y reinstalado tras el golpe de Estado del pasado 26 de julio.

El comunicado conjunto fue emitido en Niamey tras la visita a este país de una delegación mixta maliense-burkinesa, presidida por los ministros de Exteriores de Burkina Faso y Mali, Olivia Rouamba y Abdoulaye Diop, respectivamente. Según la nota, la delegación mixta expresó el apoyo y la solidaridad de Mali y Burkina Faso con Niamey frente a las sanciones y las presiones continuas de la CEDEAO, y manifestó su rechazo a toda forma de intervención militar en Níger.

La posible acción militar ha dividido a la región, donde los Gobiernos de Nigeria, Benín, Costa de Marfil y Senegal confirmaron en las últimas semanas y de manera pública la disponibilidad de sus ejércitos para intervenir en territorio nigerino. En el otro extremo, Mali y Burkina Faso, países vecinos gobernados por juntas militares, se oponen al uso de la fuerza y alegan que equivaldría a una declaración de guerra también contra ellos, mientras que Chad, Guinea-Conakri, Argelia y Cabo Verde han rechazado una intervención militar y abogan en su lugar por el diálogo.

El presidente de la junta militar, el general Tiani, llamó el pasado sábado, en un discurso televisado, a «todas las fuerzas vivas de la nación» a un diálogo nacional inclusivo que lleve a la redacción de una nueva constitución. Asimismo, dio un plazo de 30 días a las diferentes fuerzas políticas del país para que hagan sus propuestas sobre la forma que debe tener el proceso transitorio que durará tres años como máximo, según Tiani, pero esta iniciativa no fue aceptada por la CEDEAO.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas