Escándalo en Córdoba: detienen al subdirector de una cárcel acusado de falsificar informes para beneficiar a presos

Un escándalo se desató en la provincia de Córdoba: el subdirector de la cárcel de Bouwer, un abogado penalista y un particular vinculado con la política provincial fueron detenidos por la Justicia por «asociación ilícita». Se los acusa de falsificar informes para modificar la situación procesal de los detenidos.

La Fiscalía de Instrucción de Casos Complejos, a cargo del Fiscal Enrique Gavier ordenó la detención del subdirector de operaciones del complejo carcelario, Sergio Guzmán; el abogado penalista, Alfredo Ciocca y Ramón Salas, vinculado con algunas esferas políticas de la provincia. Alrededor de las 20 de este miércoles, los tres imputados fueron trasladados a prisión.

«Se produjo la detención del subdirector principal de operaciones del complejo carcelario N° 1 Reverendo Francisco Luchesse, Sergio Alejandro Guzmán, en su domicilio particular», detalló el comunicado oficial.

Según informó La Voz, todo el operativo se realizó en simultáneo. Y fue en concordancia con el inicio del juicio que se juzga a la banda liderada por el narcotraficante René Alejandro “Chancho” Sosa, a quienes se los investiga por ingreso de celulares a la cárcel de Bouwer.

En concordancia con el inicio del Juicio, el mismo instructor de ese expediente lanzó una serie de allanamientos en oficinas, ámbitos relacionados con la abogacía y domicilios particulares, que derivaron en la detención de los tres imputados.

Raúl Alejandro Raúl Alejandro «chancho» Sosa fue sentenciado a ocho años de prisión por comercialización de drogas. Foto: Ramiro Pereyra. La cartera de Justicia señaló a través del comunicado que «se llevó a cabo el allanamiento de la oficina de Guzmán dentro del penal ubicado al Sur de la ciudad de Córdoba». Y agregó: «El propio Servicio Penitenciario realizó la presentación que dio lugar a las actuaciones llevadas a cabo por la fiscalía Interviniente».

Los indicios arrancaron en el 2021

La investigación del fiscal Gavier se remonta hace poco más de dos años atrás, en el 2021, cuando se detuvo al guardiacárcel Mauro Rodrigo Casado, quien intentó ingresar dos celulares al pabellón de Bouwer donde se alojaba el Narco ‘Chancho’ Sosa.

Desde entonces, la fiscalía viene realizando un seguimiento de las «irregularidades» en el régimen de alojamiento de internos, particularmente con el uso ilegal de celulares dentro del penal y su utilización para realizar distintas clases de estafas.

El penal de Bouwer, en el sur de la ciudad de Córdoba. Foto: Gentileza La VozEl penal de Bouwer, en el sur de la ciudad de Córdoba. Foto: Gentileza La VozSi bien la Fiscalía aún no lo confirmó, habría más personas involucradas en esta «asociación ilícita» cuyas detenciones podrían darse en las próximas horas.

Pero la «asociación ilícita» de los hasta ahora, tres imputados no queda solamente en el ingreso y el uso fraudulento de los celulares en la prisión. Según detalló La Voz, habrían montado una especie de «kiosco» que tenía como finalidad «falsear informes» relacionados con la conducta y la evolución de los detenidos en el penal. Esto, claramente, los beneficiaría con la reducción de penas.

“A cargo de determinados favores”, se falseaban informes para “favorecer o desfavorecer” (sic) la situación de determinados detenidos, con el objetivo de hacerlos “progresar” o “retroceder” en el tratamiento e ir superando o ralentizando las fases de la condena, detallaron en el informe.

Además, fuentes Judiciales anticiparon que los presuntos ilícitos podrían extenderse hasta el complejo carcelario de Cruz del Eje, anterior destino de Guzmán, donde también se sigue una serie de «irregularidades» internas..

D.D.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El diputado nacional por la ciudad de Buenos Aires...