Juntos por el Cambio busca asegurar en Santa Fe un triunfo que impulse la candidatura presidencial de Patricia Bullrich

La arrolladora victoria lograda por Juntos por el Cambio en las PASO de julio parece haber dirimido el futuro político de la provincia de Santa Fe con anticipación, aunque este domingo, en las generales, no sólo se definirá el nombre del futuro gobernador, sino también la conformación de la legislatura local, la intendencia de Rosario y qué impacto en la elección nacional tendrá el resultado de estos comicios provinciales.

Maximiliano Pullaro se perfila como el próximo jefe de Estado de la provincia, después de haber logrado un contundente triunfo en la primaria. Sumado Juntos por el Cambio cosechó el 63%, 35 puntos más que la boleta peronista de la que salió vencedor Marcelo Lewandowski. En el mano a mano de Juntos por el Cambio, Pullaro se llevó más del 32,5%, Carolina Losada el 21,5% y Mónica Fein un 9%.

Cerca del dirigente de Evolución Radical, ligado a nivel nacional a Martín Lousteau, esperan un triunfo contundente este domingo. Consideran que el ex ministro de Seguridad conservará alrededor del 90% de sus votos y de los sufragios que obtuvo Losada, además de un 70% de los que consiguió Fein, lo que le aseguraría ganar la elección con más del 55% y por amplio margen en relación al PJ, que gobierna desde 2019 con Omar Perotti y ahora apunta a renovar con Lewandowski.

Las matemáticas favorecen a Pullaro, que además espera superar la marca histórica de votos, lograda por Carlos Reutemann, con 890.000 votos y más del 55%. En su mesa chica creen que probablemente trepe por encima de los 900.000 y que además se asegure a nivel provincial el dominio de la Legislatura, con la socialista Clara García como la referente de Juntos por el Cambio en una puja de tres que incluye también al propio Perotti por el PJ y a Amalia Granata, que en las PASO, con boleta corta por su espacio Unite por la Libertad.

No habrá en la elección a gobernador un representante directamente ligado a Javier Milei, el candidato libertario a presidente que además de liderar la elección en todo el país también se impuso a nivel santafesino con el 35% de los votos. No obstante, estará como referente liberal Edelvino Bodoira, quien superó el filtro de las PASO pero no tiene chances reales de competir por la gobernación. La cuarta candidata es Carla Deiana, del Frente de Izquierda de los Trabajadores.

En el pullarismo están convencidos que gran parte de los votos que logró Milei en el plano nacional, a nivel provincial fueron sufragios propios, por lo que descuentan que ese sector de votantes se mantendrá dentro del universo de electores que lo apoya.

El periodista Marcelo Lewandowski es el candidato a gobernador del PJ. Foto: Juan José García.El periodista Marcelo Lewandowski es el candidato a gobernador del PJ. Foto: Juan José García.

Patricia Bullrich viaja a Rosario para apoyar a Pullaro

En medio de la campaña nacional, la elección de Santa Fe representa una posibilidad para Patricia Bullrich de relanzarse como candidata presidencial subiéndose a lo que se espera sea un triunfo de Pullaro.

La postulante de Juntos por el Cambio no apoyó al nacido en Hughes en la PASO, en la que mostró su respaldo a Losada. Pero sí estará en Rosario este domingo por la noche, a partir del buen vínculo que ambos mantienen por haber sido ministra nacional y ministro provincial de Seguridad, respectivamente, de 2015 a 2019.

«Siempre me jugó bien Patricia», suele decir Pullaro a su círculo más íntimo cuando se refiere al rol de Bullrich en la PASO, a diferencia de lo que fueron los duros ataques que el candidato recibió de Losada, que lo llegó a acusar de tener vínculos con el narcotráfico mientras fue ministro.

Pese a esa distancia, la rosarina estará en el bunker de Juntos por el Cambio apoyando, al igual que Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, quienes sí apoyaron la campaña de Pullaro hacia las primarias. Otro que se espera que viaje es el gobernador jujeño radical Gerardo Morales.

Por el lado del peronismo, en tanto, se percibe resignación respecto al resultado de la elección que se viene. Perotti se siente aislado del resto de Unión por la Patria y por ende Lewandowski llega casi entregado electoralmente al comicio en el que el espacio se encamina a lograr su peor performance en muchos años.

Rosario, un mano a mano entre el intendente de Juntos por el Cambio y un dirigente de Juan Grabois

Pablo Javkin, intendente de Rosario, votando en las PASO. Foto: Juan José García.Pablo Javkin, intendente de Rosario, votando en las PASO. Foto: Juan José García.La elección rosarina será el otro foco de especial atención este domingo, teniendo en cuenta que es la ciudad más poblada de todas las de la provincia y que dejó una contienda mucho más pareja y abierta que la provincial.

Pablo Javkin, del Frente Progresista Cívico y Social, irá por su segundo mandato, después de haber vencido por escaso margen a Miguel Ángel Tessandori en la PASO del 16 de julio. Entre ambos, no obstante, alcanzaron el 53% de los votos, 19 puntos más que logró todo Unión por la Patria.

La PASO del kirchnerismo, no obstante, la ganó Juan Monteverde, un dirigente local ligado a Juan Grabois, que será el candidato ahora y acerca de quien creen que puede llegar a crecer en términos porcentuales en esta elección. Con un dato: en cuanto a votos puros, Javkin lo superó por sólo 15.000: poco más de 96.000 a poco más de 81.000.

«Es un pibe inteligente, que supo virar y ahora está tratando de capitalizar el voto de Milei en la ciudad», destacan desde la oposición en relación a Monteverde, de 40 años, que en la recta final de esta campaña buscó tomar distancia del kirchnerismo y se acercó más al votante duro que acompañó al libertario en la nacional.

Sin embargo, la distancia global entre ambas fuerzas parece ser determinante para que Javkin, que en las PASO se había mostrado más cercano a Bullrich que a Larreta, logre un triunfo que le permita la reelección en una ciudad marcada por el crecimiento de la violencia narco en los últimos años, con un promedio de homicidios de casi uno por día y en la que si bien la mayoría de los líderes de las organizaciones narco están presos, muchos operan desde la cárcel e incluso la policía local ha estado involucrada en diferentes casos de corrupción.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas