Le formularon cargos al hombre que tenía perros muertos en caniles en una chacra de Roca

Los hechos catalogados como maltrato animal se registraron en junio cuando personal del Ministerio Público Fiscal (MPF), de la Comisaría N° 67, de Stefenelli, y de la agrupación proteccionista de animales Ranhu, participaron de un allanamiento en la vivienda de un matrimonio en la zona rural de Roca. Esta semana se supo que finalmente le formularon cargos a un hombre.

El perturbador descubrimiento que generó conmoción en todos los vecinos de Roca ocurrió el 28 de junio en una chacra de barrio Stefenelli. En el lugar habían perros en muy mal estado de salud y lo más impactante fue el hallazgo de los que encontraron muertos dentro de los caniles donde hasta hace algunos años funcionó un criadero de dogos.

Desde el Ministerio Público Fiscal informaron que producto de la investigación se determinó que el hombre, dueño de la propiedad, había infligido de manera intencional «actos de malos tratos y crueldad animal» a cuatro perros.

Detallaron que los animales fueron víctimas de varias conductas que atentaron con su bienestar como no darle alimento suficiente por ello se encontraban en desnutrición, además de no brindarle atención veterinaria a sus heridas lo cual provocó «sufrimientos innecesarios» y la muerte de un can.

La abogada del caso Pamela Rodríguez, había anunciado que el delito se regiría dentro de la Ley 14.346 que protege a los animales pero hasta ese entonces no se había determinado el tipo de delito que se le imputaría al acusado. Finalmente se supo que el hombre sujeto a la causa fue imputado y se le formularon los cargos en calidad de autor por los delitos de «Maltrato Animal y Crueldad Animal» por los cuatro hechos cometidos a los perros encontrados.

¿Cuándo comenzó la investigación?

En una nota realizada por este medio, la abogada contó que la investigación comenzó cuando la agrupación proteccionista Ranhu, recibió una denuncia anónima con fotos y videos que relataban la situación que estaban atravesando los animales que se encontraban en una chacra ubicada al sur de la Ruta 22, en la zona de Padre Alejandro Stefenelli.

Tras cumplir con los procedimientos correspondientes, realizaron un allanamiento en el lugar que duró cuatro horas de rastreo donde personal de la policía y de la justicia pudo constatar que en uno de los caniles había un perrito dogo que se encontraba muerto desde hace meses.

«Parecía una película de terror», fue el resumen que hizo una de las integrantes de la agrupación proteccionista de animales que participó del allanamiento.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas