lunes, 15 julio, 2024

A 40 años de un himno feminista reconocido por la ciencia como una de las canciones más felices (y promiscuas) del mundo

Girls Just Wanna Have Fun (Las chicas sólo quieren divertirse), de Cyndi Lauper, se editó en 1983, justo el mes de la primavera y en tiempos de rivalidad con Madonna. Al parecer, el tema empoderó a millones de mujeres a pasarla bomba sin importar la edad.

Un estudio respaldado por la neurociencia demostró que esta canción, entre otras 10, es “efectiva para ayudar al ser humano a recuperar el ánimo en momentos de necesidad emocional”.

¡Qué melodía pegadiza, por dios! La primera vez que la oís, después de mil años, parece apenas decente. Pero de pronto descubrís que la cantás mentalmente y no podes sacártela de la cabeza. Ninguna señal más adecuada para una canción pop.

Cyndi Lauper cantó Cyndi Lauper cantó «Girls Just Wanna Have Fun», que salió ens eptiembre de 1983.En ese momento, comienzos de la década del ‘80, Cyndi era indumentaria y artísticamente un sinónimo de libertad comparable a Madonna. Después, el tiempo hizo su decantación natural y la Lauper se transformó en una de las recurrentes formas del olvido. Hoy día su nombre es un punto de intersección prácticamente nulo que hasta podrías olvidar en una nueva Enciclopedia del Pop.

Rumbo a la catgoría de himno femenino

Lo más triste de todo es que, tras largos 40 años, terminás de enterarte que Las chicas sólo quieren divertirse se hizo famosa con Cyndi Lauper, pero es un cover de un tema compuesto por Robert Hazard y producido por un tal William Wittman, nada que ver con Walt.

Hazard –que tampoco es el de los duques- la grabó unos pocos años antes, en 1979, desde un prisma masculino y con un espíritu de machirulo encantador: un fulano explicándole a sus padres que más que mujeriego era alguien con una enorme capacidad para amar.

La canción y el propio Hazard pasaron sin pena ni gloria. La idea, totalmente alejada del himno femenino posterior, hablaba de un depredador de trasnoches y discotecas. Un Tony Manero en celo.

Con su voz aguda, de silbato de perro, la versión de Lauper fue catalogada como uno de los mejores temas pop por la revista Rolling Stone y las cadenas de televisión MTV y VH1. El simple alcanzó el número #2 en los Estados Unidos, recibió dos nominaciones al premio Grammy en las categorías Grabación del Año y Mejor Interpretación Vocal Pop Femenina, y trascendió como un verdadero clásico de clásicos.

Cyndi Lauper era una versión primermundista de lo que comúnmente conocemos como “ekeko”. Cuando empezó fue más inspiradora, más vendendora y más grande que Madonna.

Tras su segundo álbum, True Colors, que también tuvo ventas siderales y críticas positivas, la cantante tomó un desvío en su carrera y Madonna, recién ahí, se transformaría en la indiscutible reina del pop.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Utilizan videojuegos para disminuir el estrés y la ansiedad en chicos que van a ser operados

Las estadísticas médicas indican que, cada año, el...

Un estudio revela que la pérdida de masas de hielo altera el eje de rotación de la Tierra

Nuevas investigaciones revelaron que la pérdida de las masas...

Pelea por una inversión de 30.000 millones de dólares: Kicillof anunció su propio RIGI para despegarse de Milei

La provincia de Buenos Aires no se expedirá sobre...

El método 5×5, la regla de oro de Arnold Schwarzenegger para ganar masa muscular

Cautivó a Hollywood con su papel protagónico en la...