La tensa relación de Javier Milei con la prensa: ya registra más de 20 denuncias de ataques a periodistas

El candidato presidencial de Libertad Avanza Javier Milei registra, por lo menos, 20 agresiones e incidentes con periodistas y medios desde que ingresó a la política como diputado nacional en el 2021.

La Academia de Nacional Periodismo, ADEPA (que reúne a editores de todo el país) y FOPEA –que tiene más de 600 periodistas asociados-, entre otras entidades periodísticas han advertido sobre estos ataques y están preocupadas por la relación que Milei tendría con los periodistas si llega a la Presidencia.

Esos ataques van desde insultos, amenazas o juicios civiles, entre otras formas de presión tabuladas por el relator para la Libertad de Expresión de las Naciones Unidas. Ningún otro político registra este récord en tan poco tiempo, aunque Cristina Kirchner le gana luego de 12 años en poder como presidenta o vicepresidenta.

La periodista y candidata a diputada nacional por Libertad Avanza, Marcela Pagano, defendió ante Clarín el estilo de comunicación de Milei en la campaña y afirmó que “cuando habla de periodistas ensobrados le habla a un grupo de operadores que sabe quiénes son y no a todos los periodistas”.

No es la primera vez que el legislador muestra actitudes de estas características contra periodistas. En 2018 calificó de “burra” a la colega salteña Teresita Frías (del sitio “InfoSalta”) pero, en este caso la justicia le ordenó someterse a una revisión psicológica y terminó pidiendo disculpas.

En el libro “El Loco” de Juan Gonzalez se enumeraron estas otras descalificaciones a periodistas:

– A Carolina Perín le dijo que tenía que meterese “lo políticamente en el orto”.

– A Carlos Gabetta, ex director de Le Monde Diplomatic, le dijo “viejo acabado”.

– A Claudio Zlotnik le trató de “bruto ignorante voy a refregar tu cara por el piso”.

– A Clara Salguero le advirtió que “te voy a humillar públicamente decís mentiras y estupideces”

– A al periodista K Diego Brancattelli le dijo que “sos un burro”.

El año pasado, Milei inició demandas civiles contra los periodistas Débora Plager, Pablo Duggan, Fabián Doman, Paulo Vilouta y Martín Candalaft, a quienes les reclama una indemnización millonaria por daños y perjuicios a partir de opiniones y críticas vertidas sobre su estilo autoritario.

Pagano explicó a Clarín que “Milei está muy molesto con periodistas que se metieron con su vida privada y dijeron barbaridades de su relación con su hermana, sus padres y sus perros”.

En marzo, en medio de una entrevista en TN, la periodista Jesica Bossi le preguntó sobre la posición de su entonces candidato a gobernador de Tucumán, Ricardo Bussi, a favor de impulsar la libre portación de armas. En vez de responder, Milei acusó a Bossi de estar a favor de los delincuentes y la increpó en un tono Milei le gritó, la maltrató y la acusó de «jugar sucio», «estar a favor de los delincuentes», ser «zaffaronista» y de «querer que los delincuentes maten como a ratas a los argentinos de bien». Horas más tarde, fue repudiado por Foro de Periodismo Argentino (FOPEA).

Esa actitud generó que en redes sociales sus seguidores multiplicaran los insultos contra Bossi, como pasa en la mayoría de estos casos. Los seguidores de Milei en Twitter y otras redes son muy agresivos lo que ha generado en un sector del periodismo un fenómeno de autocensura.

La candidata Pagano afirmó que “no fue un ataque personal a Bossi sino a quienes predican la cultura del garantismo de Zaffaroni. Milei cree que un sector del periodismo ha contribuido a instalar esa cultura según la cual los victimarios de un crimen también son víctimas”. “El está convencido que la comunicación va a ayudar a una revolución cultural en ese sentido”, agregó Pagano.

En mayo pasado, Milei quiso imponerle condiciones al diario La Gaceta de Tucumán para darle una entrevista, como por ejemplo, no hacerle preguntas sobre venta de órganos o portación de armas. El matutino se negó y FOPEA, que preside Paula Moreno, rechazó los condicionamientos que el precandidato presidencial trató de establecer.

En julio, Milei atacó a periodistas de La Nación que comentaron las denuncias por la supuesta “venta de candidaturas” diciendo que había “periodistas ensobrados” y ADEPA salió a pedir respeto por los profesionales de la prensa.

“ADEPA es una vergüenza y lo que ha hecho el periodismo en esta campaña también. Difunden porquerías sin pruebas, justamente para que no se discutan propuestas. Cualquier cosa vale en búsqueda de rating o proteger a los amigos”, contestó Milei en su cuenta de Twitter.

ADEPA desde hace más de 60 años desempeña un rol activo en la defensa y la promoción de la libertad de Prensa en el país y el resto del mundo.

El ataque de Milei prosiguió con un fuerte cuestionamiento a la distribución de la pauta oficial de publicidad. “Mientras siga existiendo la pauta oficial el periodismo independiente está bajo amenaza. No responden a la información sino a la caja política”, afirmó el candidato.

El 18 de julio pasado, durante el acto por el atentado contra la AMIA, un grupo de familiares de las víctimas del ataque terrorista increparon al candidato porque se había negado a firmar un proyecto para declarar ese día como jornada de homenaje a los 85 muertos. Luego salió a acusar a la periodista de Clarín Natasha Niebieskikwiat de participar de una inexistente operación en su contra organizada por Patricia Bullrich.

El 13 de agosto Milei y sus militantes tras su triunfo en las PASO usaron “términos calumniosos” contra periodistas. Entonces, la Academia Nacional de Periodismo, que preside Joaquín Morales Solá, manifestó “su profunda preocupación por las recientes e insultantes referencias” del candidato libertario.

“En otros casos, los seguidores de Milei corearon, delante del candidato, estribillos injuriosos contra periodistas con nombres y apellidos y con acusaciones probadamente falsas”, continuó la Academia.

Al día siguiente, lejos de pedir disculpas dijo por radio que «hay un periodista que a mí, verdaderamente, me sorprendió su nivel de violencia. Con muy lindas formas, pero muy agresivo para con los votantes de Libertad Avanza a quienes trató de ignorantes, de brutos, de emocionales como algo irracional. Eso ocurre recurrentemente, fue Morales Solá».

Pagano dijo a Clarín que “llegado el momento Milei va a distinguir públicamente entre periodistas honestos y ensobrados. Ahora es un metamensaje a periodistas que él saben que reciben sobres con dinero de la política para hacer operaciones. En realidad, no son periodistas son operadores”.

El 3 de septiembre, la periodista de la Nación Laura Serra le pidió a Milei ampliar conceptos de un discurso que había dado en la Cámara de Diputados, a lo que el diputado le respondió que tomara “textual” sus dichos en el recinto. “Y no lo falsees, como hacen siempre en La Nación”, agregó. Sorprendida, Serra le preguntó por qué le hacía ese comentario agresivo. Luego el diputado tuiteó una foto junto a su compañera de bancada Victoria Villarruel y afirmó: “Luego de ello, la periodista de La Nación ante mi negativa a declarar me pegó en mi brazo derecho en un claro acto de hostigamiento y provocación”.

La semana pasada, el conductor de TN Diego Sehinkman reveló que Milei le anunció que no iba a participar del programa «Solo una vuelta más» porque no estaba de acuerdo con la lista de invitados, como queriendo ejercer el rol de editor periodístico. Milei afirmó que era “una emboscada” periodística.

Ese día estaban invitados al programa el politólogo Andrés Malamud; el candidato a vicepresidente de a Bullrich, Luis Petri; y el filósofo Santiago Kovadloff, quien también forma parte de los equipos de la presidenciable de Juntos por el Cambio. Un candidato tiene derecho a aceptar o rechazar una invitación periodística, pero no a tratar de condicionar quiénes serán el resto de los invitados.

El viernes 22 de septiembre Milei presionó a Facundo Pastor en los pasillos de América TV cuando le dijo “si llegó a Presidente vos no vas a trabajar más”, según denunció el periodista.

Para Silvana Giudice, ex presidenta de la comisión de Libertad de Expresión y titular de la fundación LED, “cada día asoman a la luz más hechos de intolerancia hacia periodistas del candidato Milei. Nada justifica la agresión, aunque la información o la crítica ofendan, ese es rol de la prensa”.

En su estilo de comunicación, por otra parte, Milei no da conferencias de prensa que es el modo más democrático de comunicarse con la población. “No es el estilo de Javier. Era del de Rodríguez Larreta. El se comunica directamente con sus votantes sin intermediarios”, dijo Pagano aunque aclaró que si gana las elecciones, habrá conferencia dadas por sus ministros.

Pagano comentó que Milei “también se queja porque algunos periodistas convierten las entrevistas en una pelea de egos y no lo dejan explicar sus planes. Los 30 segundos de TV, que sirven para rating, no alcanzan”.

Por un lado, Milei maneja consciente o inconscientemente muy bien la técnica del “clickbait”, que es dar un golpe de efecto como un grito y luego presentar su posición. Por otro, hay periodistas que aceptan sus condicionamientos para las entrevistas porque el candidato libertario, como nuevo fenómeno comunicacional, generan rating.

El candidato está al borde de caer en la tentación de usar la “máquina de desprestigio” que creó Cristina Kirchner, como dice el profesor de periodismo Fernando Ruiz, contra los periodistas críticos aunque desde las antípodas ideológicas de la vicepresidenta.

La ex presidenta aprovechó la caída de la imagen positiva de los medios de comunicación -que está en un 21 por ciento -y Milei podría seguir el mismo camino sino no se da cuenta que no se trata solo de pregonar la libertad de Expresión y citar a Juan Bautista Alberdi, sino de crear las condiciones para que los periodistas pregunten, escriban y opinen con Libertad.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Musk piensa: hará un «suprecomputador» de IA, cuatro veces más grande que el de Meta en ChapGPT

El magnate de la tecnología Elon Musk siempre...

Cuánto dinero tenés que transferir en Mercado Pago para que se entere la AFIP?

Conocé los detalles de la medida de la AFIP...

Máximo Thomsen: «Nunca quise que esto pasara»

"Podemos ser buenos o malos pero nunca quisimos que...

Santiago Caputo se reunió con Sívori y se mete en la designación del nuevo titular de la AFI

Uno de los casilleros vacantes por la abrupta reorganización...