Hablamos con el científico que traduce el cacareo de las gallinas: “Tenemos la tecnología para entendernos”

El ingeniero Adrian Cheok usa inteligencia artificial para decodificar el chillido de las aves y prevé emplear su ingenio con otros animales. “Lo aplicareos también en perros y gatos”, adelanta.

Uriel Bederman

01 de octubre 2023, 05:38hs

¿Qué comunican al cacarear? Una nueva investigación procura revelar los secretos gallináceos. (Foto: Cortesía Cheok)

¿Qué comunican al cacarear? Una nueva investigación procura revelar los secretos gallináceos. (Foto: Cortesía Cheok)

Esta semana, hablamos de un ingenio basado en inteligencia artificial (IA) a todas luces exótico. ¿De qué va esa rareza? Un investigador apeló a los avances en el área para traducir el cacareo de las gallinas. El ingeniero al frente de ese invento, Adrian Cheok, aseguró que su sistema permite comprender los diferentes estados emocionales de las aves mediante el “aprendizaje y análisis emocional profundo”. Intrigados por la extravagancia, salimos a la búsqueda del especialista para que cuente detalles. Prepárense para nuevas charlas en casa: asegura que también lo aplicará en perros y gatos.

“Los principios fundamentales de nuestro sistema son adaptables entre especies. El requisito principal es un conjunto de datos completo de vocalizaciones específicas. Al entrenar nuestro modelo de IA con nuevos datos, podemos ajustarlo para comprender e interpretar las señales emocionales de diferentes animales”, explica a TN Tecno el australiano Cheok, que encara este trabajo con un equipo de la Universidad de Tokio, en Japón.

Grabar a las gallinas, el primer paso para traducir los cacareos con IA. (Foto: Cortesía Cheok)

Grabar a las gallinas, el primer paso para traducir los cacareos con IA. (Foto: Cortesía Cheok)

– Nos invade la intriga. ¿Cómo surgió la idea para desarrollar una IA que identifique el sentimiento de las gallinas?

– El origen de esta idea se remonta a mi primera infancia. Alrededor de los 3 o 4 años, solía pasar tiempo en la granja de mi abuelo, donde él criaba gallinas. Al ser el único nieto, estos pollos se convirtieron en mis compañeros. Siempre me intrigaron sus vocalizaciones y comportamientos. Mi curiosidad innata por comprender sus emociones y lo que podrían estar tratando de comunicar persistió. La llegada de modelos avanzados de IA, como ChatGPT, reavivó este sueño de la infancia. Entonces me di cuenta de que ahora tenemos la capacidad tecnológica para cerrar la brecha de comunicación entre humanos y pollos.

– ¿Por qué elegiste a las gallinas y no a otro animal?

– Desde una perspectiva científica, hay un creciente número de investigaciones que sugieren que las gallinas, como muchos otros animales, poseen un alto grado de capacidades cognitivas y profundidad emocional. Por ejemplo, estudios han demostrado que pueden mostrar empatía y tener personalidades distintas. En segundo lugar, a nivel personal, los buenos recuerdos de mi abuelo jugaron un papel importante en esta decisión. Sin embargo, nuestra visión es amplia. Nuestro objetivo es facilitar la comunicación asistida por IA en todo el reino animal.

Adrian Cheok, un investigador que no le teme a las excentricidades.

Adrian Cheok, un investigador que no le teme a las excentricidades. Por: TOM ROSCHI PHOTOGRAPHY

– ¿Cómo funciona el sistema de “traducción” y qué resultados consiguieron?

– En esencia, aprovechamos una sofisticada técnica de IA llamada “aprendizaje de análisis emocional profundo”. Consiste en enseñarle a una computadora a reconocer patrones en los sonidos, de manera muy similar a cómo enseñamos a los niños a asociar palabras con significados. Alimentamos al sistema con numerosas vocalizaciones de gallinas, cada una etiquetada con la emoción o intención correspondiente. Con el tiempo, el sistema aprendió a identificar matices sutiles en estos sonidos, lo que le permitió predecir emociones con notable precisión. En nuestro estudio con 80 aves, logramos una impresionante tasa de precisión cercana al 90%. Esto significa que 9 de cada 10 veces, nuestro sistema pudo interpretar correctamente lo que la gallina sentía o intentaba comunicar.

– ¿Qué beneficios ofrece un sistema como este? ¿Para qué se utilizará en la práctica?

– Anticipa un cambio de paradigma en el bienestar animal y la comunicación entre especies. Al comprender sus estados emocionales, los cuidadores, granjeros e investigadores pueden tomar decisiones más informadas. En términos prácticos, esto podría traducirse en mejores condiciones de vida, intervenciones médicas oportunas y mejores interacciones entre humanos y animales. Además, nuestra investigación allana el camino para futuras innovaciones en las que la IA podría desempeñar un papel fundamental en los esfuerzos de conservación y rehabilitación de la vida silvestre.

La investigación de Cheok con las gallinas aún debe ser revisada por pares. (Foto: Cortesía)

La investigación de Cheok con las gallinas aún debe ser revisada por pares. (Foto: Cortesía)

– Más allá de los animales, ¿se podría utilizar, por ejemplo, para identificar el llanto de los bebés?

– Teóricamente, sí. De hecho, había iniciado un proyecto con un estudiante de doctorado centrado en comprender las vocalizaciones de los bebés. Sin embargo, existen desafíos inherentes. Obtener grabaciones extensas de bebés es un desafío ético y logístico. Además, nuestras investigaciones mostraron una gran variación en los sonidos de los bebés. Esta variabilidad podría deberse a la flexibilidad cognitiva inherente de los humanos, incluso de pequeños. Si bien los desafíos son importantes, las aplicaciones potenciales en la atención pediátrica y la crianza de los hijos son sin duda prometedoras.

– ¿Sos espectador de Los Simpson? La pregunta apunta a un recordado capítulo en las primeras temporadas de la serie animada, cuando el hermano de Homero crea una máquina para traducir el llanto de los bebés.

– Claro, disfruté viendo Los Simpson. Lo que tengo para decir al respecto es que siempre es fascinante ver cómo la cultura popular a menudo refleja o incluso anticipa los avances científicos.

Video PlaceholderEl recordado capítulo en el que el hermano de Homero crea un dispositivo que decodifica el llanto de los bebés.

Mientras tanto, el estudio con las gallinas debe superar una instancia clave, que es la revisión por pares. “Esto involucra a expertos independientes en el campo, que evalúan críticamente nuestra investigación para garantizar su validez, importancia y originalidad”, dice el investigador y añade que ya han enviado sus conclusiones a la prestigiosa revista Nature Scientific Reports, que también aportará rigurosidad.

Leé también: ¿Por qué una psicoanalista se interesa en la IA? Análisis del fenómeno, desde Freud y Lacan hasta “Star Trek”

“Soy optimista sobre las intersecciones futuras de la IA y la comunicación animal. Estoy emocionado de ver adónde nos lleva este viaje”, cierra Cheok, cuyos trabajos científicos no le temen a lo excéntrico. Por mencionar apenas algunos desarrollos que lideró, en el pasado fue parte de un equipo que procuró crear teléfonos que emitan fragancias, diseñó un dispositivo para emular a distancia la sensación de un beso de labios, y en los últimos años se centró en las interacciones sexuales entre humanos y robots.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Sobreseyeron al tío de Nahir Galarza

Ella lo había denunciado por abuso sexualLa Justicia consideró...

Cuánto necesitó una familia en el AMBA para pagar las tarifas de transporte, agua, luz y gas en abril

En el cuarto mes del año, el incremento más...