Inflación en dólares: fideos, gaseosas y latas en Buenos Aires como en los súper de Miami o Londres

Según un relevamiento que hizo Clarín entre supermercados de Estados Unidos, Inglaterra y México, los productos que se venden en góndolas en Buenos Aires ya registran precios similares a los de muchos lugares del extranjero y respecto a hace unas semanas atrás. En algunos casos incluso se pagan más caros en Argentina. La aceleración inflacionaria de las últimas semanas, producto de la devaluación de 20 días atrás desató una espiral que hizo que haya alimentos como el aceite que aumentaron más de 100%, produjo un fenómeno de inflación en dólares.

Clarín tomó una muestra de siete productos. Un litro de leche, un paquete de fideos largos de 500 gramos, uno de arroz grano largo, una docena de huevos, una lata de tomates, una botella de Coca Cola de litro y medio y un café latte tamaño alto de Starbucks. En el caso de la botella de Coca Cola y el café de Starbucks, son productos idénticos en Buenos Aires, Miami, Londres o DF (commodities) y la comparación ‘sale sola’. Algo similar a lo que hace la revista inglesa The Economist con el Big Mac -compara el precio de la hamburguesa de Mc Donald’s a nivel mundial-.

Para el resto de los bienes el ejercicio se rigió con el criterio ‘precio más bajo’ que ofrecen los supermercados en sus páginas al momento de la comparación (viernes último). Walmart de Estados Unidos y México, Waitrose en Inglaterra y Carrefour Argentina.

Del análisis surgen algunos datos que revelan la competitividad deteriorada para los alimentos en Argentina. El paquete de spaghettis largos más barato hoy en Carrefour (Terrabusi 500 gramos) se paga más caro que en Waitrose (marca Waitrose) y apenas 12% más barato que en Estados Unidos.

Algo similar sucede con una lata de tomate, una botella de Coca Cola o una docena de huevos. Sólo la leche o el café de cadena internacional, por citar los casos del ejemplo, muestran que todavía hay bienes en la Argentina que se venden más baratos. Por ahora.

La comparación sirve para apreciar un fenómeno desatado y en muy poco tiempo: el repentino encarecimiento en dólares de un conjunto de bienes.

Como contraste, hay que señalar para entender el fenómeno, los salarios no aumentaron en la misma proporción en dicho período. O sea cayeron en dólares durante las últimas semanas.

De ese modo, un paquete de fideos está prácticamente al mismo precio en Argentina que en otras partes del mundo pero el lector desprevenido debería saber que aquí el salario mínimo es US$ 190. En Gran Bretaña se pagan los fideos 40% menos que en Argentina y el salario mínimo es doce veces mayor (US$ 2.283). En Estados Unidos los fideos son más caros que en Argentina (12%) pero su economía paga un salario mínimo muy superior al argentino (US$ 1.218).

El economista Fernando Marull estimó que tomando en cuenta un sueldo promedio de $ 532.000 en diciembre, con los aumentos de noviembre y diciembre de 10% y 15% respectivamente (el mínimo es $ 156.000), da un sueldo en dólares de US$ 591. “Tenemos salarios bajos en dólares, no hay discusión”. De todas maneras, el economista aclara: “son tres comparaciones, alimentos, servicios y bienes durables”.

Mientras los bienes en la Argentina son caros, los servicios salen menos que en esos otros países. Esto último es lo que los economistas llaman ‘precios relativos’, una expresión para referirse al fenómeno de que un set de costos sale distinto a otro. En el caso de la Argentina, básicamente con un blend de servicios baratos-productos caros, se generó un impulso fuerte a la demanda en todos estos años en detrimento de la oferta y la producción. Viendo un café de Starbucks en Buenos Aires sale la mitad que en Londres, Nueva York o México, se podría entender por qué hay filas en las cafeterías de Palermo pero las góndolas de los supermercados están vacías o la industria cayendo.

También la cuota de un club o practicar deporte en Argentina es sale más barato que en cualquiera de esos otros países. Y pese al fuerte aumento del último mes, un trabajo del Ieral y la Sociedad Rural del Noreste Santiagueño relevando precios en estas semanas, encontró que la carne vacuna en Argentina sigue siendo mas barata que en Uruguay y Chile (aunque más cara que en Brasil y Uruguay).

¿El precio del dólar en la Argentina está atrasado?

Es aventurado afirmar que sí todavía. Pero si a la inflación de diciembre -se la estima en 30%-, se le suma el aumento de precios que habrá en subtes, colectivos, trenes, peajes y estacionamientos que venían atrasados, para muchos es difícil pensar que el ajuste del tipo de cambio se mantenga en 2% mensual más allá de enero y más aún que “los salarios no comiencen a moverse con alguna fórmula de adecuación mensual que siga a la inflación pasada”, dice el economista Martín Rapetti. “La brecha comenzará a ensancharse durante el primer trimestre alimentando el proceso inflacionario”, vaticina. Economistas cercanos al Gobierno piensan lo mismo que Rapetti aunque no se animan a decirlo públicamente. Por ahora, sólo hablan las góndolas. Y si los precios siguen así quizá se cumpla la máxima que decía Carlos Melconian durante la campaña para criticar la idea de la dolarización: “no hay fideos ni tuco”. Los fideos ya salen como en Miami o Londres.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Alerta en la comunidad científica tras la aprobación de la Ley Bases: Cuáles son los cambios?

La Red de Autoridades de Institutos de...

Estoy al horno: la preocupación de Cinthia Fernández por una mala costumbre que podría afectar su salud

La mediática sorprendió en sus redes sociales al hacer...

Dólar blue y dólar hoy, EN VIVO: cotización y todos los precios de este sábado 22 de junio

Qué es el dólar mayoristaEl dólar mayorista o comercial...

Murió un hombre por las bajas temperaturas en Santa Cruz

Tenía 59 años y estaba en situación de calle El...