La trama oculta de la muerte de Carla Ricciardelli: la encontraron ahorcada y su novio estuvo prófugo dos años

Su familia cree que la mataron y apunta a su expareja, que cayó preso hace una semana tras realizar una compra online. “Es una lucha muy dolorosa para mí, lo único que quiero es saber la verdad”, le dijo a TN su mamá.

Luciana Soria Vildoza

31 de diciembre 2023, 05:55hs

Carla Ricciardelli, la víctima. (Foto: Facebook/ Atravesados por el femicidio).

Carla Ricciardelli, la víctima. (Foto: Facebook/ Atravesados por el femicidio).

Después de dos años de investigación encubierta y con una recompensa de 5 millones de pesos para quien aportara datos sobre su paradero, fue una compra online lo que finalmente facilitó la detención días atrás de la expareja de Carla Ricciardelli, la joven que encontraron ahorcada en el interior de una casa de Parque Barón el 6 de diciembre de 2021.

Iván Díaz, quien permanecía prófugo desde que a su novia la encontraron muerta, llevaba encima un documento falso cuando lo capturaron, un registro de conducir con otro nombre y hasta había cambiado su aspecto físico. Sin embargo, las pruebas dactilares lo delataron y quedó detenido. Este mes la causa tuvo además otro importante avance, aunque tardío, con la realización de la autopsia al cuerpo de la víctima.

El testimonio de los dos únicos testigos directos en la escena, que hablaron de un supuesto suicidio, llevó a que el caso en un principio fuera caratulado de esa manera. Sin embargo, con el correr del tiempo y las pruebas que se sumaron al expediente, aquella primera versión quedó en jaque y creció en su lugar una hipótesis mucho más oscura: el homicidio.

Leé también: “Hasta acá, ¡basta!”: el grito de un policía agazapado en una estación de servicio que desató una masacre

La familia de Carla recibió las novedades con una mezcla de sentimientos encontrados. Entre la bronca, la impotencia y la alegría que sintió tras la reactivación de la investigación, la mamá de la víctima, Gregoria Román, dijo a TN: ”Necesito creer en la justicia, necesito pensar que este eslabón va a llevar a que se forme la cadena de los por qué y se pueda esclarecer por fin lo que le pasó a mi nena”. “He esperado tanto…ahora seguiré esperando a ver qué es lo que define la autopsia. Lo único que quiero es saber, saber por qué le hicieron esto”, subrayó.

Iván Díaz, tras ser capturado en Virrey del Pino. (Foto: gentileza La Unión).

Iván Díaz, tras ser capturado en Virrey del Pino. (Foto: gentileza La Unión).

“Su hija se suicidó”

Carla e Iván estaban de novios desde hacía poco más de un año cuando ocurrieron los hechos. “Al principio era un noviazgo normal, a Carla se la veía bien, estaba contenta con su relación”, recordó la madre. Pero esa situación fue inexorablemente hacia un giro dramático en poco tiempo. “Los últimos cuatro meses fueron de terror”, apuntó.

“Carla siempre volvía a casa golpeada, con marcas en el cuerpo, con los celulares rotos”, sostuvo Gregoria, su mamá. La violencia de género que sufría empezó a hacerse cada vez más evidente y, aún así, “ella lo negaba, o tal vez le tenía miedo, la tenía amenazada con algo”.

El jueves 2 de diciembre de 2021 Gregoria se fue a trabajar como todos los días. En su casa se había quedado Antonella, su hija mayor, junto con una amiga y a media mañana llegaron Carla y Díaz. “Se encerraron en la habitación y la hermana empezó a escuchar golpes”, relató la mujer.

Leé también: A 8 años del femicidio de Claudia Schaefer, Farré pregunta por sus hijos: “Les pedí perdón, quisiera verlos”

“Cuando mi hija entra a la habitación lo ve a él (Díaz) encima de Carla, pegándole piñas con el puño cerrado a mansalva”, afirmó Román. Antonella echó en ese momento a su cuñado de la casa, pero la víctima se seguía negando a hacer la denuncia. Recién el sábado, cuando vio los hematomas que su hija tenía en los brazos y en las piernas, se decidió a intervenir sin su consentimiento. “Fui y denuncié a Díaz en la Comisaría de la Mujer”, manifestó.

No habían pasado todavía 48 horas de ese momento cuando la policía fue a buscarla a su casa. Era para comunicarle que Carla estaba muerta.

“La noquearon y la colgaron”

El cuerpo de la joven apareció colgado con una sábana de una escalera de cemento en el interior de una casa ubicada sobre la calle Fernando Fader al 2600, en Parque Barón. Así la descubrió la mañana del 6 de diciembre el dueño de esa propiedad, Gustavo Boulier, y despertó entonces a Ornella Ioannucci, una supuesta amiga de la víctima que también se encontraba allí, para contarle lo que había pasado.

“Los dos declararon que Carla estaba alcoholizada, que había consumido todo tipo de drogas y que, en ese estado, había tomado la decisión de suicidarse”, señaló Román, que tuvo que cargar con esa única y dolorosa versión durante los 16 meses que demoraron las pericias toxicológicas. “El resultado determinó que mi hija no había consumido ni un analgésico”, indicó.

Gregoria no conocía a ninguna de estas dos personas. Tampoco sabía que Carla había pasado la noche en esa casa, aunque supone que estaba ahí probablemente para encontrarse con Díaz. “Después me enteré de que esa chica (Ornella) se prostituía y que el propietario (Gustavo) vendía drogas, era una casa de mal vivir”, dijo.

“Yo no sé por qué mintieron los dos”, dijo la mamá de Carla en relación a la hipótesis del presunto suicidio, y busca ella misma las respuestas que todavía no le ofreció la Justicia. “Tal vez ella no quería estar más con Díaz y él encargó que no viviera más, es un personaje muy oscuro”, arriesgó.

Y fue más allá: “También se me ocurrió que Díaz la vendió a mi hija y como Carla no accedió a prostituirse, la noquearon y la colgaron”. “Tenía tantos golpes en el cuerpo pobrecita, que un golpe más no se hubiera notado, es triste, pero es la verdad”, completó.

La Policía ofrecía una recompensa millonaria para encontrar a Díaz. (Foto: PBA)

La Policía ofrecía una recompensa millonaria para encontrar a Díaz. (Foto: PBA)

Una compra con Mercado Pago

El paradero de Díaz se convirtió en otra incógnita dentro del misterio que rodeaba la muerte de Carla Ricciardelli. El Ministerio de Seguridad bonaerense ofreció una recompensa de 5 millones de pesos para quien pudiera aportar algún dato concreto para encontrarlo y durante dos años intentaron seguirle el rastro con tareas de inteligencia.

Leé también: “Soy el anticristo”: asesinó a su esposa y a su beba con un cuchillo de cocina y está libre

Pero los resultados surgieron recién en los últimos días y fue gracias a una compra que el sospechoso hizo por Mercado Pago y esa operación delató el lugar en donde estaba oculto. El personal de la División de Delitos Complejos de la Policía bonaerense capturó al prófugo en Virrey del Pino y quedó formalmente detenido, tras negarse a declarar ante el fiscal Sebastián Bisquert, de la UFI 9 de Lomas de Zamora.

“Díaz era un hombre rubio de unos 78 kilos, y cuando lo detuvieron a un muchacho gordo, de unos 90 kilos, teñido de negro y con barba”, resaltó a TN Román, sobre el cambio de apariencia del sospechoso.

Y enfatizó: “Si él no tiene nada que ver, si él no mató a mi hija por qué se profugó, por qué cambió su aspecto físico, por qué el celular de Carla nunca apareció….Es todo muy oscuro, él decía que la amaba, pero cuando apareció muerta desapareció”.

Gregoria, la mamá de Carla Ricciardelli. (Foto: gentileza La Nación).

Gregoria, la mamá de Carla Ricciardelli. (Foto: gentileza La Nación).

Un día a la vez

Gregoria convive con la pérdida de su hija con su recuerdo permanente. “Carla era muy alegre, buena amiga, le gustaba compartir momentos con sus hermanos”, describió la mujer, y añadió: “Muy compañera conmigo, desde que quedé viuda estaba pendiente de mí”.

También era muy trabajadora, se ganaba su dinero trabajando como delivery en el barrio. “La última vez que la vi me pidió que le cocinara ñoquis y comimos en familia”, evocó la mamá de Carla, y con un nudo en la voz afirmó: “Es un plato que nunca más lo hice ni lo volveré a hacer”.

“Iba por la vida, festejando la vida”, resumió finalmente Román. Todo cambió a partir de ese 6 de diciembre hace dos años, menos la necesidad de conocer la verdad. “Es una lucha muy dolorosa para mí”, dijo por último a este medio, y concluyó: “Se sigue un día a la vez, es la única forma de sobrellevarlo”.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Carrera a la Luna: cuáles son los países que compiten

En épocas de la Guerra Fría la...

Pérdidas por US$1130 millones y una reducción de hasta 6 millones de toneladas de maíz, sólo en Córdoba

La Bolsa de Cereales de esa provincia advirtió sobre...

Rafael Grossi: «Irán no tiene la bomba atómica, pero enriquece uranio a niveles altísimos»

"Irán no tiene la bomba atómica”, señala el director...