Preocupa la posible apertura de importaciones de fruta fina en la Comarca Andina

En la cuenta regresiva para la cosecha, los productores de fruta fina en la comarca andina atraviesan una fuerte incertidumbre ante la posibilidad de la apertura de las importaciones.

La temporada ya no arrancó del todo bien. La primavera fue muy lluviosa y esto resultó perjudicial para la fruta fina ya que puede generar algunas enfermedades. Pero además, hubo dos heladas tardías en noviembre y diciembre que afectaron la producción.

“La afectación no es total porque la floración es escalonada. Se afecta solo un porcentaje de la fruta, no el total. Hoy, la producción viene bien, pero hay incertidumbre con respecto al mercado”, señaló el ingeniero agrónomo Javier Mariño, jefe de la Agencia Extensión Rural del INTA El Hoyo.

Los compradores de fruta fina, resaltó, “están especulando si podrán importar fruta de Chile u otros países a valores inferiores que los que se comercializan en la comarca”. La incertidumbre está en qué pueda pasar si los compradores empiezan a traer fruta del exterior sin ninguna limitación.

“Eso genera incertidumbre en el productor. A lo que se suman los costos de producción: ni bien cosechás la fruta fina debe ir al frío y eso significa un gasto de energía eléctrica. Estás consumiendo energía eléctrica toda la temporada. Y no se sabe qué pasará con la tarifa de los servicios. Entonces, ¿a qué precio puede vender el productor si hoy no sabe?”, señaló Mariño.

La zona de producción de fruta fina en la Comarca Andina ronda las 500 hectáreas. Chile, en cambio, está en las 12 mil hectáreas. Es el principal competidor. Aunque hay varios países de Europa que también exportan fruta fina.

El año pasado se cosecharon 350 toneladas de frambuesa en la región y este año, estiman que habrá un poco más porque se amplió la superficie de producción. “Otra característica de nuestra zona es la variedad de fruta fina. Los dulceros además de comprar frambuesa, compran cassis, corinto, grosella, mora, sauco. Ese volumen de fruta fina que se produce en El Bolsón no se produce en otro lugar de Argentina”, advirtió.

Aclaró que los últimos años resultaron complejos ante la presencia de la mosca Drosophila Suzukii, originaria de Japón, que afectó a la frambuesa, cereza y sauco. Recién en las últimas dos temporadas, el Senasa, INTA y el gobierno provincial avanzaron en las medidas preventivas y en el manejo de las plantaciones.

“No llega a ser amenaza muy importante. En los últimos dos años hubo buena producción y buenos precios de venta para el productor local”, señaló.

Esta temporada, estimó, el kilo de fruta rondará los 5.000 a 7.000 pesos. Explicó que la producción demanda mucha mano de obra. Una hectárea promedio de frambuesa, por ejemplo, aporta 8.000 kilos. “La frambuesa se cosecha de a una y pesa entre 5 y 6 gramos, cada una. Es todo a mano”, especificó.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

El principal sospechoso de las muertes de las hermanas se negó a declarar

A una semana se su captura, Arturo “Antoñito” Villalba,...

A días del nacimiento de su hijo Cruz, Nicole Neumann mostró cuál es el antojo al que no puede resistirse

La modelo transita la cuenta regresiva para la llegada...

Dólar hoy, dólar blue hoy: a cuánto cotizó este martes 18 de junio

Dólar mayoristaVenta$907,00EuroCompra$947,53Venta$1012,22Este martes 18 de junio, el dólar CCL...