Divertido y largo ritual de una familia para lograr que su perro gigante se bañeSociedad 

Divertido y largo ritual de una familia para lograr que su perro gigante se bañe

Phil, un malamute de Alaska, tiene una debilidad: la mantequilla de maní. Y también tiene en claro algo: no le gusta nada bañarse.

La familia de esta mascota conoce sus mañas y, por eso, diseñó un ritual para poder ingresarlo en la bañera en el que todos participan. Desde la mamá, el papá, el bebé y hasta el gato.

Todos suman su apoyo “espiritual” mientras su dueño intenta por todos los medios que Phil dé el brazo a torcer.

La clave está en la mantequilla de maní. Le ofrecen un frasco que el animal empieza a lamer y luego le dejan restos del alimento que tanto le agrada en las paredes de la bañera. Así es como logran quebrar la “dura” resistencia y persuadirlo de que la hora del baño finalmente llegó.

Tal es la odisea para hacer ingresar a este voluminoso malamute en la bañera, que el video original que subió la familia a las redes muestra que recién luego de más de siete minutos logran doblar la voluntad del terco animal y “convencerlo” de ingresar por sus propios medios al tan necesario baño.

Articulos relacionados

Leave a Comment