Vuelven los ’70: por el efecto pandemia, abren autocines en todo el paísSociedad 

Vuelven los ’70: por el efecto pandemia, abren autocines en todo el país

La pandemia de coronavirus obligó a modificar los hábitos y conductas de las personas en el mundo entero. Y la nueva normalidad comienza a desandarse bajo el lema de “reconvertirse”, porque es cierto que ya nada volverá a ser como antes. En este contexto, regresó un clásico de los ’70: el autocine.

Esta modalidad, que se presenta como una alternativa a los cines convencionales que no pueden abrir debido a las restricciones que impone el aislamiento, comenzó en Europa, pero en el último mes llegó a Argentina, y ya es un furor.

Los asistentes deben respetar un estricto protocolo, que contempla el uso de barbijos, alcohol en gel, y el control de la temperatura en el ingreso al predio. (Foto: Prensa Municipio San Isidro).

La tendencia arrancó en las provincias que menos tiempo estuvieron en la fase uno: San Juan, La Pampa y Catamarca. La llegada de la denominada “cuarentena intermitente” en el AMBA le permitió a los intendentes evaluar nuevas aperturas y, entre otras cosas, poner a andar esta modalidad.

El último en inaugurarse fue “Autocine al Río” en el partido de San Isidro, que comenzó a funcionar el viernes, y es el primero en ser habilitado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La primera noche, con la emisión de Barry Seal, superó las expectativas de los organizadores: la capacidad del predio del restaurante a orillas del Río de la Plata se colmó en pocas horas.

La primera noche del autocine en San Isidro, el primero del AMBA, superó las expectativas de los organizadores. (Foto: Prensa Municipio San Isidro)

A orillas del río, la “sala” tiene capacidad para 60 autos. Hay tres funciones diarias: 18, 21.30 y 00.30 horas. La pantalla está montada en un camión gigante y hay otras dos, más pequeñas, a los laterales. Hay dos frecuencias radiales para sintonizar el audio de la película, una doblada al español o en inglés para aquellos autos que estén cerca y puedan leer los subtítulos.

Se puede ingresar una hora antes de que comience la película y, según el protocolo de la intendencia de San Isidro, el vehículo solo puede ser ocupado de acuerdo a su capacidad reglamentaria. Todos los ocupantes deben llevar tapabocas, incluso dentro del auto, y deberán tener a disposición alcohol en gel.

Si bien el autocine de San Isidro es el primero en funcionar en el AMBA, ya hay otros municipios que presentaron proyectos similares.

En otras provincias de Argentina, como La Pampa, San Juan o Corrientes, que fueron pioneras, la nueva forma de ver cine ya es un éxito, con funciones que superan los 300 autos, y opciones varias para adultos y niños. También, se suma el caso de Carhué, localidad del sur de la provincia de Buenos Aires, donde la iniciativa fue muy bien recibida por los pobladores.

Mientras que, otras ciudades, que ya se encuentran en la Fase 5 de la cuarentena, ultiman detalles para la inauguración de sus propios autocines. Tal es el caso de Tandil, que tendrá su ciclo de “cine bajo las estrellas” a partir del 21 de septiembre, aunque las primeras pruebas comenzarán en agosto.

En San Isidro se habilitó el primer autocine del AMBA. (Foto: Prensa Municipio San Isidro).

“El autocine estará ubicado dentro del circuito turístico más importante de la ciudad: Don Bosco. El predio, que tendrá capacidad para unos 100 autos por función, está rodeado por una calle que será utilizada para organizar el ingreso y egreso, y se marcarán los lugares donde deberán ubicarse los automóviles. Además, el audio será emitido a través de una radio FM local”, explicó Alejandro Bonadeo, uno de los empresarios que trabaja en la propuesta que ya fue aprobada por las autoridades tandilenses.

Tucumán también está montando un autocine en el Hipódromo de la capital provincial con capacidad para 400 autos; mientras que, Mendoza prepara el suyo en el Plaza Shopping de la localidad de Guaymallén; y se prevé la reapertura del histórico autocine El Cerro, en El Challao. La Rioja, por su parte, inaugurará el propio en el Superdomo con una pantalla de ocho metros de altura; y en la provincia de Buenos Aires, existen otros emprendimientos en carpeta para los distritos de Pilar, Mar del Plata y Bahía Blanca.

Corrientes fue una de las primeras provincias en habilitar el autocine, que funciona en el Club Boca Unidos. (Foto: Gentileza El Litoral)

Es así que, el autocine pareciera configurarse como una nueva forma de recreación dentro del marco que posibilita la pandemia, donde los tradicionales aplausos al terminar cada función, podrán ser remplazados por bocinazos, señas de luces y balizas en señal de aprobación.¿Una práctica que llegó para quedarse?

Articulos relacionados

Leave a Comment