La bolsa porteña ganó en la semana 6,23%, los bonos subieron 8,5% y el riesgo país cayó 7,84%Economía 

La bolsa porteña ganó en la semana 6,23%, los bonos subieron 8,5% y el riesgo país cayó 7,84%

En tanto, el riesgo país avanzó 1,70% hasta los 2.091 puntos básicos, producto del mal rendimiento de los bonos soberanos en dólares. En el balance semanal, el indicador perdió 7,84%.

De esta manera, las ganancias de la rueda de hoy de las empresas de que componen el panel líder fueron de Sociedad Comercial del Plata (+7,30%); Ternium (+5%); Telecom Argentina (+4,30%); Grupo Financiero Galicia (+3,54%); y Banco Macro (-2,86%).

En sentido opuesto, las caídas fueron anotadas por Grupo Financiero Valores (-0,99%); Cresud (-0,90%); Transener (-0,54%); y Transportadora de Gas del Sur (-0,26%).

Los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street finalizaron con mayoría de retrocesos encabezados por Irsa (-3,5%); Edenor (-3,1%); Transportadora Gas del Sur (-2,3%); Cresud (-2,2%); y Mercadolibre (-2,1%).

Las subas fueron registradas por Corporación América (+2,8%); IRSA Propiedades Comerciales (+2,4%); Grupo Financiero Galicia (+1,3%); Despegar (+1,1%); y Banco Macro (+0,5%).

En el segmento de renta fija, los bonos en dólares cerraron con pérdidas de entre 20 y 60 centavos en promedio para toda la curva. Sin embargo, en el saldo semanal acumularon subas de entre 5% y 8,5% en promedio para toda la curva.

La deuda en moneda local operó con caídas de hasta 1% en promedio tanto para el tramo CER como para los floaters, y en la semana dejó alzas de entre 3% y 4% en promedio.

Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, explicó a Télam que la principal noticia de la semana fue que el Gobierno finalmente logró un acuerdo con los tres principales grupos de bonistas tenedores de títulos bajo ley extranjera, ofreciendo una quinta propuesta mejorada en VPN, únicamente adelantando fechas de pago.

“Eso generó que su última oferta se acerque a 55 centavos por dólar, cuando los bonistas estaban cerca de 56. Al mismo tiempo, el Congreso aprobó el proyecto de ley de reestructuración de deuda bajo ley argentina”, puntualizó.

Díaz Romero detalló que, en el balance semanal, los bonos aumentaron un 8%, lo que también favoreció al Merval, que lo hizo un 6,2% en pesos, en tanto en dólares CCL se mantuvo estable ya que el CCL aumentó desde el viernes pasado.

Por su parte, Javier Rava, director de Rava Bursátil, indicó que la primera semana de agosto se despidió con noticias y movimientos importantes en los activos locales.

“Luego de una gran suba y enormes volúmenes en base al acuerdo con los bonistas y seguida por una notable toma de ganancias, el mercado intenta afirmarse nuevamente y reducir la alta volatilidad que se produjo estos días”, afirmó.

En el plano cambiario, el dólar para la venta al público cerró a $76,91 en promedio, con un incremento marginal de dos centavos respecto de la víspera, mientras que en la semana avanzó 53 centavos (+0,69%).

En el sector mayorista, la moneda estadounidense ganó siete centavos y finalizó a $ 72,77, mientras que en el balance semanal subió 45 centavos (+0,62%), y con el recargo de 30% -impuesto PAÍS-, la divisa culminó en $ 98,98.

El dólar contado con liquidación (CCL), cuya operatoria cierra más tarde en coincidencia con el mercado bursátil, cotizó a $ 126,56 (+2,5%), y en la semana avanzó 2%, mientras que el dólar MEP se negoció a $ 124,65 (+2,4%) y en el saldo semanal trepó 2%.

Por su parte, el denominado dólar informal o “blue” se operó con un incremento de dos pesos, a 133 por unidad.

Fuentes de la city porteña aseguraron a Télam que pese al acuerdo alcanzado por el tema deuda, la cotización del dólar bursátil e informal continúan en alza producto de que, para el mercado, el acuerdo sólo evitó el peor escenario, pero “no resolvió los problemas de déficit, emisión, inflación y ausencia de dólares. Ahora se necesita ver cuál es el plan económico”.

Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, aseguró a través de su cuenta de Twitter que la rueda de hoy mostró un mayor equilibrio entre oferta y demanda privadas, lo cual derivó en un “saldo neutro por la intervención oficial”.

El especialista señaló, además, que hubo una tenue aceleración en la tasa de ajuste del segmento mayorista.

Articulos relacionados

Leave a Comment