Solo tres municipios de la provincia de Buenos Aires están libres de coronavirusSociedad 

Solo tres municipios de la provincia de Buenos Aires están libres de coronavirus

La provincia de Buenos Aires es el distrito más poblado del país y el que actualmente registra la mayor cantidad de infectados y muertes por coronavirus, según datos del Ministerio de Salud de la Nación. De los 135 municipios, solo tres están libres de COVID-19. Mientras que en las últimas dos semanas, algunos tuvieron que retroceder de fase y aplicar medidas restrictivas frente a nuevos brotes.

A la fecha, el territorio bonaerense tiene 164.484 casos confirmados, 16.894 de los cuales se encuentran internados en centros de salud, 1030 en terapia intensiva. Y suma 3015 muertos.

Por el momento, Lincoln, General Pinto y Florentino Ameghino, son los únicos tres distritos que no han informado contagios. Lo curioso es que son vecinos, todos están ubicados al noroeste de la Provincia y adoptaron “medidas cerrojo” similares.

General Pinto es un distrito pequeño, con cuatro ciudades principales, la homónima al Municipio, Germania, Granada e Iriarte. Desde el comienzo de la cuarentena, el intendente ordenó cerrar con montículos de tierra 16 de los 18 accesos a la ciudad cabecera y a las tres localidades más importantes.

Además, se implementó un intenso control vehicular en el cual se le toma la fiebre a todo aquel que ingresa. “Estamos pidiendo a la gente que venga de la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) o de áreas con circulación comunitaria un test de coronavirus con resultado negativo, realizado con 72 horas de anticipación”, explicó el secretario privado de la Intendencia Ariel Yapur.

En el caso de los camiones de carga que llegan desde estas zonas, el trasbordo de la mercadería se hace en cabinas sanitarias para evitar que el conductor y el vehículo ingresen.

Según reveló Yapur, desde abril comenzaron a flexibilizar algunas actividades: “Comenzamos con los rubros que podíamos controlar mejor, aunque se restringió el horario hasta las 19 horas“. En el caso de los esenciales, pueden abrir hasta las 20.

Al momento, salvo las actividades grupales, está todo habilitado. También los gimnasios y las actividades deportivas, excepto las escuelas de danza con más de 10 alumnos. Sin embargo, todavía no los han autorizado a iniciar las clases.

Los montículos de tierra son los nuevos muros que utilizan los distritos para controlar los accesos y minimizar el riesgo de propagación del coronavirus (Foto: Gentileza Municipalidad de General Pinto)

En Lincoln, al ser un municipio más grande, de más de 30.000 habitantes, se implementó el toque de queda durante la primera cuarentena. Según le contaron a este medio desde la Municipalidad, a las 17 sonaba la sirena de los bomberos y todos debían regresar a sus casas.

Las salidas se habilitaron según la terminación del DNI y los locales estaban abiertos de de 8 a 17. Salvo las farmacias de turno y las estaciones de servicio, que podían abrir hasta las 21. Luego, ese horario se extendió. En todos, el uso de barbijo es obligatorio tanto para comerciantes como para clientes.

En General Pinto, fuera de los comercios y oficinas se delimitaron los espacios para que las personas tengan distanciamiento social (Foto: Municipalidad de General Pinto)

Para ingresar al distrito los visitantes deben tramitar un permiso de circulación municipal, que le permite al municipio conocer quién entró, de dónde vino y hacia dónde se dirigió. Así en el caso de que se registre un contagio, poder controlarlo.

Hace algunas semanas, un juez federal de Junín hizo una presentación que ordenaba que no se solicitara otro permiso que no fuera el nacional. Pero desde este martes, la Justicia habilitó a Lincoln a poder volver a solicitarlo.

Actualmente, de los 30 accesos a la ciudad solo quedaron los tres principales. El resto se cerró con montículos de tierra y señalización. Aunque quedaron habilitados algunos caminos para acceder a zonas rurales.

Según explicaron desde el distrito, desde el inicio de la pandemia se focalizaron en hacer un control exhaustivo de los trabajadores esenciales que viajaban a otros distritos con casos, o que debían viajar a la zona del puerto o del Mercado Central en el AMBA.

El intendente de General Pinto Alfredo Zavatarelli, junto al secretario privado de la Intendencia Ariel Yapur y efectivos de la Policía Federal participan de un operativo de control vehicular en el ingreso a la ciudad homónima del partido (Foto: Municipalidad de General Pinto)

En el caso de Florentino Ameghino, un distrito formado por la ciudad homónima, Blaquier y Porvenir, que tiene alrededor de 7200 habitantes, puso foco en los controles de los accesos y continúa con protocolos estrictos.

Según le contaron a TN.com.ar desde la Municipalidad, desde el comienzo de la cuarentena se cerraron varios accesos con montículos de tierra y tambores y se dejaron habilitados solo dos ingresos principales a la ciudad de Florentino Ameghino, uno de ellos para los que deben ingresar a las zonas de campo.

En la entrada principal, se instaló un arco que rocía los autos con amonio cuaternario, un poderoso desinfectante. Además, se le pide al conductor y acompañantes que desciendan para tomarles la fiebre. Para poder acceder al lugar, es necesario tramitar un permiso de circulación municipal, además del nacional.

Con el fin de intensificar los controles, se designó personal policial, de bomberos y empleados del municipio. “Al ser pueblos chicos es más fácil controlar, todos nos conocemos con todos”, reconocieron desde la Municipalidad.

Actualmente, los comercios cuentan con una habilitación que le permite el ingreso a una determinada cantidad de personas en base a los metros cuadrados que tenga. En principio, podían abrir solo hasta las 17, salvo los comercios de cercanía que estaban autorizados hasta las 18. Pero con el tiempo se extendió el horario y ahora pueden abrir hasta las 21 y el resto de los locales no esenciales, hasta las 19.

Gracias a la casi nula cantidad de contagios que tiene la región, en julio, los intendentes de Ameghino, Lincoln, General Pinto y General Villegas hicieron un acuerdo de libre circulación para permitirle a los vecinos ir a visitar a sus familiares. Así, solo presentando el DNI pudieron ingresar en los cuatro partidos sin restricciones.

Además de estos tres municipios, hay otros siete que solo tienen un infectado: Leandro Alem, General Viamonte, General La Madrid, Tres Lomas, Gonzáles Cháves, General Arenales y Rivadavia.

Hasta el miércoles, en ese listado figuraban Tapalqué y General Alvear, que ya cuentan con dos y cuatro casos respectivamente.

El caso de Alvear fue importado, según contó el intendente Ramón Capra. Se trata de un joven de 32 años que trabaja como policía en la ciudad de Lobos. Esta situación es común en los municipios y, por eso, los jefes comunales están reforzando las medidas para ingresar a sus territorios.

Rebrotes que preocupan

En las últimas semanas, distintos distritos que parecían tener controlada la pandemia detectaron brotes que los obligaron a tomar medidas restrictivas.

Uno de ellos fue Coronel Pringles, que ya estaba en fase 5 y tuvo que volver a la 3. La semana pasada, tras la detección de ocho nuevos casos el intendente Lisandro Matzkin anunció que se limitarían varias actividades y las salidas recreativas hasta el 21 de agosto.

De una semana a la otra, el municipio pasó de 10 a 31 infectados confirmados. Y hay 700 aislados en una población de 25.000 personas.

Azul registró un aumento sostenido de casos positivos y alcanzó un total de 125 infectados, por lo que las autoridades bonaerenses decidieron que retroceda a fase 4. En tanto, la localidad azuleña de Cacharí, con 58 casos activos, permanece en fase 1.

Laprida también presentó un brote y retrocedió a fase 4. Al momento, suma 91 infectados, con cuatro pacientes internados, dos de ellos en terapia intensiva. Según el parte oficial, de los 18 hisopados realizados este martes solo seis resultaron negativos.

Pergamino fue otro de los distritos que volvió a fase 4 tras un pico de nuevos contagios. Al inicio de la semana pasada contaba con 17 infectados y desde, el miércoles pasado, comenzaron a escalar los casos hasta llegar a 76. Además, según el reporte epidemiológico local hasta el domingo había 533 personas aisladas.

Tornquist es otro de los partidos que tuvo que retroceder a fase 4. Hasta este miércoles, contaba con 26 casos, 17 de ellos en la ciudad homónima. Según explicó el intendente Sergio Bordoni, el foco se generó a partir de la llegada de una policía infectada, que viajó desde Bahía Blanca. Además, hay 256 personas aisladas.

Bragado fue un caso resonante de la semana. Regresó a la fase 4, después de que se detectara un importante brote. El lunes informaron desde el área de salud 11 nuevos casos, y el total de contagiados alcanzó 138, según datos del Ministerio de Salud.

En Pinamar, el viernes 31 de julio, el intendente Martín Yeza les informó a los vecinos que, si bien habían entrado en la fase 5 de cuarentena, deberían volver a la 4 por la detección de nuevos infectados. Al lunes siguiente, el jefe comunal informó que había dado positivo en COVID-19.

A la fecha, la ciudad balnearia ya registró 142 infectados. Luego de tres semanas con contagios sostenidos, el viernes confirmó 10 nuevos casos. Es una de las localidades más impactadas por la pandemia en la región, detrás de General Pueyrredón, Chascomús y Dolores.

Coronavirus: cuáles son los síntomas y cómo prevenir el contagio

(Foto: Infografía TN Web)

Articulos relacionados

Leave a Comment