Lomachenko-López: una pelea pensada, que terminó con un fallo bochornosoDeportes 

Lomachenko-López: una pelea pensada, que terminó con un fallo bochornoso

El ucraniano, que llegaba como favorito, dejó pasar los primeros rounds y lo terminó pagando caro.

Lomachenko-López: una pelea pensada, que terminó con un fallo bochornoso (AFP)

Lomachenko-López: una pelea pensada, que terminó con un fallo bochornoso (AFP)

El MGM Grand Conference Center en Las Vegas no tuvo la emoción que se esperaba en el combate entre Vasyl Lomachenko y Teófimo López. La falta de público le quitó calor a uno de las peleas más esperadas, aunque los boxeadores también hicieron su parte. Al cruce entre el hondureño y el ucraniano le faltó explosión y la emoción quedó para otro momento.

Teófimo López tenía que demostrar que el gran salto no le quedaba grande y afortunadamente cumplió con su parte. Demostró que pudo pelear de igual a igual con Lomachenko, considerado uno de los mejores libra por libra, y se pudo ver claramente que tiene una cabeza apropiada para no amedrentarse.

El ucraniano presentó su boxeo clásico, pero esperó demasiado para meterse en la pelea. Tomó la decisión de incomodar a López a partir del octavo round y eso le jugó una mala pasada. Había dejado avanzar demasiado a su rival y lo pagó caro en las tarjetas.

El mundo del boxeo esperaba mucho más de este combate. Pero el planteo de Lomachenko (pensante y frio) le quitó fuego a esta noche tan esperada. Avanzar y lanzar golpes no significa tener efectividad. Los envíos hay que conectarlos para que sean efectivos.

El fallo fue ordinario y eso apena en un lugar donde habitualmente se suele disfrutar de boxeo de primer nivel.

A mi entender ganó Lomachemko por 115-113, pero al margen del ridículo de los jurados, hay que saber comprender que Teofimo López tiene motivos para jugar a lo grande.

Honduras está de fiesta por el triunfo de Teofimo López

El boxeador estadounidense de origen hondureño Teófimo López derrotó por decisión unánime al ucraniano Vasyl Lomachenko y con solo 23 años unificó los principales títulos mundiales de peso ligero.

López, que ya era campeón de la Federación Internacional de Boxeo, se apoderó con este sorprendente triunfo de las coronas de peso ligero (hasta 61,2 kilos o 135 libras) que poseía Lomachenko de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Organización Mundial de Boxeo.

El estadounidense se convirtió en el peleador más joven en reunir los cuatro cinturones de los principales organismos (el campeonato Franquicia del Consejo Mundial de Boxeo es el cuarto) en esta pelea celebrada en el MGM Grand de Las Vegas (Nevada), sin espectadores por culpa de la pandemia de coronavirus.

“Es el tiempo de una nueva generación y me tocó a mí (…) Soy un luchador”, dijo López, que se mantiene invicto con 16 victorias (10 nocauts) y ninguna derrota en su meteórica carrera.

Lomachenko, considerado uno de los mejores peleadores libra por libra del mundo, abandonó rápidamente el ring y cuestionó la puntuación de los jueces, que tomaron una unánime decisión con tarjetas de 116-112, 119-109 y 117-111.

“Creo que he ganado la pelea”, dijo el ucraniano. “Pero no voy a discutirlo ahora”.

Lomachenko (14-2 con 10 nocauts), que no sufría una derrota desde hacía seis años, era el claro favorito en las apuestas para este combate después de defender con éxito sus coronas ante el inglés Luke Campbell en agosto en Londres.

Articulos relacionados

Leave a Comment