Sorpresa en el boxeo: Teófimo López derrotó a Vasyl Lomachenko y es el rey de los ligerosDeportes 

Sorpresa en el boxeo: Teófimo López derrotó a Vasyl Lomachenko y es el rey de los ligeros

El boxeador de raíces latinas le ganó por decisión unánime al ucraniano, considerado uno de los mejores libra por libra. Es el nuevo campeón unificado.

El boxeador estadounidense de origen hondureño Teófimo López derrotó por decisión unánime al ucraniano Vasyl Lomachenko y con solo 23 años unificó los principales títulos mundiales de peso ligero.

López, que ya era campeón de la Federación Internacional de Boxeo, se apoderó con este sorprendente triunfo de las coronas de peso ligero (hasta 61,2 kilos o 135 libras) que poseía Lomachenko de la Asociación Mundial de Boxeo y de la Organización Mundial de Boxeo.

El estadounidense se convirtió en el peleador más joven en reunir los cuatro cinturones de los principales organismos (el campeonato Franquicia del Consejo Mundial de Boxeo es el cuarto) en esta pelea celebrada en el MGM Grand de Las Vegas (Nevada), sin espectadores por culpa de la pandemia de coronavirus.

El estadounidense se convirtió en el peleador más joven en reunir los cuatro cinturones de los principales organismos.

“Es el tiempo de una nueva generación y me tocó a mí (…) Soy un luchador”, dijo López, que se mantiene invicto con 16 victorias (10 nocauts) y ninguna derrota en su meteórica carrera.

Lomachenko, considerado uno de los mejores peleadores libra por libra del mundo, abandonó rápidamente el ring y cuestionó la puntuación de los jueces, que tomaron una unánime decisión con tarjetas de 116-112, 119-109 y 117-111.

“Creo que he ganado la pelea”, dijo el ucraniano. “Pero no voy a discutirlo ahora”.

“En la primera mitad de la pelea él ganó más asaltos. En la segunda mitad yo me hice cargo. No estoy de acuerdo con las tarjetas de puntuación”, afirmó el boxeador, de 32 años.

Lomachenko (14-2 con 10 nocauts), que no sufría una derrota desde hacía seis años, era el claro favorito en las apuestas para este combate después de defender con éxito sus coronas ante el inglés Luke Campbell en agosto en Londres.

El ucraniano planteó de inicio una estrategia conservadora para esperar al contragolpe, con la que apenas tiró golpes en los primeros cuatro asaltos. De esta forma permitió a López lograr algunos impactos e ir sumando puntos que acabaron siendo claves para el triunfo.

La primera mitad del combate tuvo poco ritmo, con ambos peleadores guardando una distancia táctica que reflejaba el respeto mutuo que se guardaban. El ucraniano se veía abajo en las puntuaciones y a partir del octavo asalto pasó al ataque, imponiéndose en los siguientes episodios.

López, que en varios momentos arriesgó para buscar el nocaut, supo finalmente aguantar la embestida del dos veces campeón olímpico (2008 y 2012) e incluso se vio capaz de mantener varios espectaculares intercambios con su rival en la recta final.

Sangrando de su ceja derecha por un cabezazo de Lomachenko, López daba saltos de alegría sobre el ring cuando los jueces lo proclamaron campeón.

Articulos relacionados

Leave a Comment